Deportes

Crónica de una muerte anunciada: el Real Madrid paga su mala planificación deportiva

  • Tras la salida de Cristiano, el club confió demasiado en las prestaciones de Bale
  • Si Reguilón y Vinicius son los que tiran del carro es que algo se ha hecho muy mal
Imagen: Getty

El Real Madrid ha dicho adiós a la Copa del Rey y a LaLiga en tan cuatro días y ante su eterno rival, que duele mucho más. La temporada del equipo blanco no pintaba bien desde el principio del curso. Ya se veía venir cuando no se hicieron los fichajes adecuados y cuando no se traspasaron a jugadores que hoy en día se 'arrastran' por el campo. Tan solo queda la Champions, la competición fetiche del club que tantas alegrías ha dado en los últimos años, pero el tufillo que desprende el equipo no invita a la esperanza. La gente está desilusionada, sabe lo que hay, y solo un milagro haría cambiar la situación.

La salida de Cristiano Ronaldo obligaba a fichar a un delantero que marcara goles, algo que sabe cualquier aficionado al fútbol. Era una cosa evidente. Pero desde el club se confió en Bale, el hombre que con sus dos goles en la final de Kiev hizo posible la Decimotercera y el que reclamó un protagonismo que esta temporada nunca se ha ganado con hechos. Sin duda, el galés ha sido la gran decepción de la temporada.

La Champions de 2018 tapó las carencias de la pasada campaña y Zidane, el más listo de todos, abandonó la nave porque sabía lo que se le venía encima. El club solo se centró en fichar futuro cuando lo que tenía que hacer era centrarse en el presente. Era difícil porque Florentino Pérez se empeñó en los imposibles Neymar y Mbappé, pero nunca miró hacia otros jugadores que hubieran dado otro aire a un vestuario acomodado y, en su mayoría, sin chispa.

Tampoco se fichó a un central, algo que también era evidente, y se confió para toda una temporada en Varane, Ramos y Nacho. Vallejo, en teoría el cuarto, nunca ha demostrado nada y casi siempre ha estado lesionado. Tres centrales son muy pocos para afrontar tres competiciones, teniendo el handicap de que Varane es asiduo a las lesiones. El club no fichó a un defensa de garantías desde la marcha de Pepe (la temporada pasada lo solventó con un Nacho inconmensurable; en esta no se puede decir lo mismo) y en partidos de cierto calado el club lo paga poniendo siempre a los mismos. No son máquinas.

La de Marcelo ha sido otra decepción, pero por suerte el Real Madrid, de la mano de Solari, ha encontrado a un sustituto de garantías para los próximos años, como es Reguilón. Vinicius es otra de las sorpresas de este año, pero con 18 años nunca puede ser el salvador del equipo. Demasiado peso a su espalda. Hombres como Isco, Kroos o Asensio no han dado un paso adelante. Tras la marcha de Cristiano se esperaba más del atacante balear, que diera un golpe sobre la mesa que nunca ha dado. 

Otra vez lo fía todo a la Champions

Como la temporada pasada, el Real Madrid volverá a depender de la Champions League para salvar la temporada. El club tiene que observar, que pase lo que pase en la máxima competición continental, tiene que cambiar jugadores porque si no lo hace va camino de repetir la presente campaña.

Ante el Ajax no será fácil, viendo lo que hizo el equipo holandés en el partido de ida. Lo lógico es que el Real Madrid pase de ronda, pero a partir de cuartos de final cualquier cosa puede pasar. Tan solo queda rezar a que toquen el ganador de las eliminatorias entre Oporto y Roma o Tottenham-Dortmund, porque si llega un PSG, Bayern o Liverpool, City, Atlético y, sobre todo el Barcelona, el equipo blanco ya se puede despedir.

comentariosicon-menu2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

idus de marzo
A Favor
En Contra

El gran problema del Madrid es el d. Florentino.

Sabía que al vender a Cristiano de quedaba sin hombre gol.

Sabía que bale ha sido un fracaso durante los años que lleva en el club; así como de sus interminables lesiones y su alergia a la integración en el club.

La operación más urgente era fichar un delantero centro de garantías. No hace falta una superfigura. Solamente una persona capaz de meter goles cuando se tiene una ocasión y se ha negado a ello reiteradamente.

Vinicius tiene que aprender mucho todavía. No es capaz de tirar a puerta con una mínima sensación de peligro. Un gran jugador también se hace y ha de estar aprendiendo y mejorando continuamente. En este caso, sobre todo por la edad, es labor del cuerpo técnico el hacerle largas sesiones preparatorias con el fin de solventar sus carencias. Y eso no se está haciendo. Este jugador ha costado muy caro y es una obligación de los técnicos sacarle el máximo rendimiento.

Puntuación 4
#1
Usuario validado en elEconomista.es
AALFIL
A Favor
En Contra

Por si no se sabe, a Ronaldo lo echa Montoro, exministro de Hacienda, porque el Madrid se niega a pagar lo defraudado por el jugador, cosa que si hace el Barsa con Messi. La despedida de Zidan es otra cosa, cabreado por criticas muy duras pero de forma desleal y sin haber avisado.

El Madrid está en construccion y para mi jugó mejor que el Barsa los dos partidos pero sin definir, culpa de solo dos jugadores.

Puntuación 0
#2