Buscar

El renacer de La Naranja Mecánica y el Ajax bajo el mando de 'Tintín' y un alumno de Guardiola

8/03/2019 - 10:03
  • Koeman devuelve la identidad a Holanda tras los fiascos de 2016 y 2018
  • Ten Hag va camino de romper la sequía de cuatro años del Ajax en la Eredivisie
  • De Ligt y De Jong, líderes tras doblegar al campeón del mundo y al de Europa
Frenkie de Jong, Matthijs de Ligt y Donny van de Beek durante un partido del Ajax. Foto: Getty.

En Holanda, donde el fútbol siempre tuvo algo de romántico por las ideas de un loco atrevido, famoso por el dorsal '14', se respiran aires de renovación. El éxito de su Selección, al pasar a la fase final de la Liga de las Naciones, y la gesta del Ajax, eliminando a un Real Madrid que venía de hacer historia en Champions League, han vuelto a poner el foco sobre la antigua identidad de La Naranja Mecánica. Dirigidos por Ronald Koeman y Erik ten Hag, una generación de jóvenes talentos están creando sensación en el mundo del balompié.

Algo ha cambiado en el panorama del deporte rey desde que la pasada Copa del Mundo significase la segunda estrella en el pecho de les bleus. Durante aquella cita, la gran ausencia fue la de Holanda, con respeto de Italia, pero mientras la atención se centraba en Rusia, en las pequeñas localidades de los Países Bajos se empezaba a cocer una revolución que ya está dando sus frutos.

El 6 de febrero de 2018, una vez que la selección de 'Los Tulipanes' ya se había quedado sin Mundial, tampoco estuvo en la Eurocopa 2016, la Federación Holandesa anunció la contratación de Ronald Koeman como nuevo responsable del equipo absoluto. Contrato por medio de cuatro años, el objetivo era comenzar de cero con un entrenador conocedor como nadie del fútbol neerlandés.

La primera medida de 'Tintín', como se le conoce por su peculiar parecido con el personaje belga, fue la de cambiar el lugar de concentración. Noordwijk, lugar idílico con playa entre Ámsterdam y La Haya, dio paso a Hoenderloo, localidad alejada de las grandes urbes y rodeada de Parques Nacionales. La segunda gran decisión fue acabar con los Van Persie, Robben, Sneijder y Van der Vaart. En definitiva, la generación que llegó a la final de Sudáfrica 2010 y al tercer puesto en Brasil 2014, pero que tan caducada estaba ya.

Ronald Koeman durante una concentración de la Selección. Foto: Getty.

Pese a perder el primer encuentro con Koeman, ante Inglaterra por 0-1, las sensaciones del amistoso en Ámsterdam no fueron nada malas contra un combinado que ya se preparaba para el salto a Rusia. En aquel encuentro, el héroe de Wembley dio las riendas atrás a Matthijs de Ligt, 18 años entonces, y Virgil van Dijk, 26, e introdujo cambios en un once con varios jugadores jóvenes ya contrastados en sus clubes.

El segundo amistoso, contra Portugal tres días más tarde, terminó de confirmar la evolución. Victoria por 3-0 y solo cuatro jugadores repetían en el once respecto a Ámsterdam (De Ligt, Van Dijk, Wijnaldum y Depay). Además, Donny van de Beek, 20 años, jugaba por primera vez de inicio con la Selección y disputaba los 90 minutos. Un relevo paso a paso que también incluía a tres jugadores con importantes carreras ya en Europa (Daley Blind, De Roon y Babel, 27, 26 y 31 años, respectivamente), y cuya presencia adquirió mayor importancia en los amistosos de mayo y junio (1-1 ante Italia y Eslovaquia, también desterradas de la cita rusa).

La irrupción de Frenkie de Jong

Mientras tanto, una vez pasado el verano, el Ajax comenzó su pretemporada bajo el mandato de Erik ten Hag, un alumno aventajado de Pep Guardiola que dirigió al segundo equipo del Bayern de Múnich cuando el de Sampedor era el primer técnico de los bávaros. El exjugador afrontaba así su primera campaña desde el inicio, fue contratado en diciembre de 2017, con la necesidad de recuperar el prestigio perdido en favor del PSV y el Feyenoord, ganadores de las últimas cuatro Eredivisie.

En el mercado estival, a la directiva de Ámsterdam se le escapó Justin Kluivert tras una suculenta oferta de la Roma. Uno de los últimos productos de la cantera 'ajaccied' e hijo del mítico exdelantero se marchaba, pero dejaba la sensación en el club de que nadie más podía salir y las piezas más importantes debían permanecer. Así, De Ligt, asumía la capitanía, Van de Beek se confirmaba en el medio junto a Schone, y los Onana, Mazraoui, Tagliafico, Neres y Ziyech formaban un núcleo duro junto a la contratación de Blind y Tadic, ambos procedentes de la Premier League. Por último, los mandos del equipo recaían en un jugador de 21 años que ya había empezado a irrumpir la pasada campaña, Frenkie de Jong.

Simultáneamente en la Selección, Koeman afrontaba su primer partido oficial en la novedosa Liga de las Naciones. Pero antes del choque ante Francia, la orange se midió en un amistoso a Perú que además servía para homenajear a Wesley Sneijder en su despedida como jugador con más partidos con Holanda. Victoria por 2-1 y doblete de Depay, mucho más maduro en Lyon que aquel que salió joven de la Eredivisie para enrolarse en el Manchester United.

De Jong y Sneijder durante el homenaje al segundo. Foto: Getty.

Días después, el duelo ante la campeona del mundo se saldó con derrota (2-1). Eso sí, como en el que fuese el primer partido ante Inglaterra, las buenas sensaciones llegaron con el debut, como titular, de De Jong (se había estrenado ante Perú). El centrocampista neerlandés se convertía así en el guía de la Selección, sucediendo a Sneijder, y recuperaba la figura del histórico '4' de La Naranja Mecánica.

Una derrota que, sin embargo, no desmontó los planes de 'Tintín', pues como ha demostrado el nuevo torneo de la UEFA, el hecho de jugarse entre grupos de tres equipos podía variar mucho el resultado final. Encuadrados con les bleus y Alemania, la siguiente jornada midió a la orange contra la Mannschaft. Resultado inmejorable con un 3-0 y una exhibición de fútbol que recordó a épocas gloriosas de Holanda. Koeman afilaba su once ideal con cinco jugadores de la Eredivisie: De Ligt, De Jong, Blind y Dumfries (22 años) y Bergwijn (21), ambos debutantes esa noche y procedentes del PSV.

Esta victoria se daba once días después de que el Ajax jugase en Champions contra el Bayern de Múnich. Aquí, los de la capital demostraron a Europa lo que estaba por venir. El 1-1 cosechado, sin De Jong, asfixió a los de baviera, incapaces de sobreponerse a los golpes de su rival y teniendo que conformarse con el punto en casa. Algo estaba cambiando en el fútbol, pues en dos semanas el Ajax empataba en el Allianz Arena y Holanda destrozaba a Alemania, el cambio de roles.

El éxito, ante Francia y el Madrid

Un avance que se iba a confirmar con el liderato de 'Los Tulipanes' en la Liga de las Naciones. En el último parón, la Selección recibió a Francia y viajó días después al país teutón. Dos citas para volver por la puerta grande, olvidando lo ocurrido en las fases de clasificación para la Eurocopa y el Mundial. Holanda no iba a fallar y ante los campeones, los de Koeman arrasaron con un 2-0 protagonizado por el mismo equipo titular que contra la Mannschaft, para tres días después sentenciar su pase con un milagro. Quincy Promes, revulsivo en el Sevilla y con la orange, y Van Dijk igualaban los tantos de Alemania para confirmar en los últimos cinco minutos la debacle de Low, el conformismo de Deschamps y la fiesta, por todo lo alto, en el bando de 'Tintín'.

La Naranja Mecánica había vuelto en una selección joven e innovadora que ahora tiene ante sí la fase final del torneo de la UEFA contra Suiza, Inglaterra y Portugal y la clasificación para la Eurocopa 2020. Pero faltaba la mayor de las confirmaciones, la del gran equipo neerlandés en el viejo continente.

Emparejados con el Real Madrid en octavos de final, tras pasar segundos en fase de grupos exhibición mediante en casa ante el Bayern de Múnich (3-3), la gesta se apreciaba casi imposible en Ámsterdam. Más tras el partido de ida, cuando los de Ten Hag dominaron a su antojo al campeón de Europa, pero la mala puntería les dejó con un 1-2 en contra. Pocos confiaban en la vuelta, pero el Ajax supo sobreponerse y adueñarse del Santiago Bernabéu para con un 1-4 hacer historia y plantarse en cuartos de final.

Erik ten Hag celebra la clasificación contra el Madrid. Foto: Getty.

La gesta que todo el mundo había visto y además del protagonismo de Tadic, la vital importancia de De Ligt, De Jong, Van de Beek y Blind. La confirmación de los cuatro 'ajaccied' claves en la orange en el momento más importante. Un tiempo que vivirá una cita mejor en la siguiente ronda, todavía sin rival, y que podría redondearse con el doblete en Holanda, donde el Ajax está en la final de la Copa, tras doblegar al Feyenoord, y a cinco puntos, con un partido menos, del PSV en liga.

La Selección y el Ajax, tan unidos históricamente por la figura de Johan Cruyff, han renacido en el último año con una base muy similar. En el escaparate dos jugadores, De Ligt y De Jong como los dos estandartes de una generación que promete mucha guerra en el fútbol. Pero detrás, el mando de dos auténticos líderes que han devuelto la identidad de La Naranja Mecánica. La clasificación para la fase final de la Liga de las Naciones y el pase a cuartos de la Champions League es solo el principio. El fútbol holandés está de vuelta gracias a las ideas de 'Tintín' y del alumno aventajado de Pep Guardiola.


Comentarios 0