Buscar

El Atlético rompe su maldición contra el Girona tras un partido tosco que se resolvió al final

2/04/2019 - 21:27 | 21:51 - 2/04/19
  • El partido apenas tuvo ocasiones claras hasta un cabezazo de Godín
  • Antoine Griezmann puso la sentencia en el último minuto a la contra
  • El Girona mira al descenso tras una derrota que no le aleja del peligro
Más noticias sobre:
Foto: Reuters.

El Atlético de Madrid se desquitó de todos sus males ante el Girona y sigue metiendo presión en la parte alta de la tabla tras vencer por 2-0 gracias a los goles de Godin y Griezmann. El central uruguayo salvó un partido tosco y con pocas ocasiones, con un cabezazo que dio validez el VAR ante un posible fuera de juego previo de Griezmann, y el mismo francés sentenció a la contra cuando ya todo estaba decidido.

No hubo cinco sin seis, sino que fue a la sexta la vencida cuando el Atleti consiguió derribar el muro catalán que tanto se le había resistido en las dos últimas temporadas. Ante la bestia negra de Simeone, el único equipo al que no le había ganado, los rojiblancos supieron sobreponerse a un encuentro feo para vencer al final, no sin sufrimiento.

Comenzó ya trabado el choque y con los locales muy fuera de su sitio en un Wanda Metropolitano desangelado por la mala hora y la protesta del Frente. Así, en el minuto 3, Doumbia tuvo la que a la postre sería la más clara de los visitantes con un remate solo dentro del área, pero Oblak se estiró lo suficiente para evitar el gol que tanto se habían esforzado en provocar sus defensas.

No terminó de entrar en el partido tampoco con este aviso el Atlético y contra un Girona dominador, se resguardó atrás esperando a salir a la contra en las piernas de Morata. Aunque el delantero, errático pese a sus buenos movimientos, no consiguió ver puerta y durante la primera media hora del choque las pocas ocasiones se contabilizaron en disparos lejanos de Griezmann y Thomas.

Volvió a poner Doumbia en jaque a la zaga rojiblanca, muy similar a lo que lleva de temporada, pero el marfileño se encontró con un Oblak que está para rotos y descosidos. Y quizás fue el poco fútbol que estaban haciendo los suyos, lo que animó a Koke para probar desde lejos con un zapatazo al que solo el travesaño evitó que se colara en la meta de un Gorka hasta entonces plácido sobre el césped.

Tampoco entró la más clara que tuvo Morata, ya cuando la primera parte agonizaba y tres entradas de las asistencias médicas a sendos porteros y a Alcalá habían enfriado aún más el Metropolitano. Con poco fútbol y sin goles, Atlético y Girona se fueron a vestuarios pensando en los cinco empates anteriores.

Los cambios surtieron efecto a Simeone

No cambió el ánimo el descanso, como tampoco el devenir de los minutos. Saúl, pasada la hora de partido y una vez que ya Correa había entrado en el césped para dar más profundidad, tuvo la mejor colchonera en otro disparo desde fuera que despejó Iraizoz. Sin embargo y ante las pocas llegadas de un Girona, cada vez más rezagado y cansado, Simeone dio también entrada a Vitolo por Filipe para intentar animar a los suyos en ataque.

Consiguió su efecto esperado y cerca del minuto 75 Morata ya se relamía de su gol, aunque Alcalá apareció providencial para despejar el peligro. Pero el susto ya estaba en el cuerpo de los de Eusebio y el Metropolitano lo sabía para ganar calor y animar a los suyos como en otras ocasiones.

Fue así, al ataque y en la recta final cuando el Atlético empezó a intentarlo todo y en una de ellas, un disparo desde la frontal de Vitolo tocó en la defensa del Girona para ir con todo el peligro del mundo hacia un Gorka que nunca ha terminado de salir bien. Aprovechó la duda Griezmann para peinar el esférico y éste le cayó a Godin para empujarlo al fondo de la red. El VAR puso en duda la posición del francés, pero finalmente dio validez a un tanto que no hacía justicia con lo demostrado pero sí al plan atlético.

Con el Girona volcado, sin grandes efectivos ante la ausencia de Stuani y la marcha de Portu, un pelotazo de los rojiblancos en el descuento cayó para Griezmann a la carrera. El galo, solo ante Iraizoz, sí tuvo la paciencia suficiente para picar la pelota e introducirla al fondo de la red con el pitido final del árbitro.

Tres puntos más para el Atlético, que sigue presionando al Barcelona en la cabeza de la tabla y al que se tendrá que enfrentar en la próxima jornada. Por su parte, el cuadro gerundense no termina de encadenar buenos resultados y aunque todavía fuera del descenso, mira de reojo al peligro y lo que está por venir en los ocho partidos restantes. LaLiga se agota y la maldición de los rojiblancos ya tiene fecha final. A la sexta fue la vencida.

FICHA TÉCNICA

-RESULTADO: Atlético de Madrid 2-0 Girona (Godin 78' y Griezmann 90+3').

-ATLÉTICO DE MADRID: Oblak, Arias, Giménez, Godín, Filipe Luis (Vitolo 65'), Rodri, Thomas (Correa 55'), Koke, Saúl, Griezmann y Morata (Juanfran 85').

-GIRONA: Iraizoz, Pedro Porro, Espinosa, Alcalá, Muniesa, Douglas, Portu (Lozano 68'), Pere Pons (Valery 84'), Aleix, Borja García y Doumbia (Roberts 79').

-ÁRBITRO: Iglesias Villanueva. Amonestó a Arias en el Atlético de Madrid.

-ESTADIO: Wanda Metropolitano.


Comentarios 0