Buscar

El Barcelona se basta de lo mínimo para salir con ventaja de la trampa de Old Trafford

23:24 - 10/04/2019
  • El único gol fue en propia puerta de Shaw tras un cabezazo de Suárez
  • El cuadro culé dominó la posesión pero no terminó de inquietar a De Gea
  • Los locales no tiraron a puerta en todo el partido pese a su gran esfuerzo
Leo Messi y Luis Suárez celebran el único tanto del encuentro. Foto: Reuters.

El Barcelona sale con ventaja de Old Trafford tras vencer por 0-1 en la ida de cuartos de final de la Champions League. El gol en propia de Shaw, al poco de comenzar el encuentro, fue suficiente para un cuadro culé que dominó la posesión, pero no terminó de concretar peligro sobre el Manchester United. Un conjunto inglés que lo intentó con todos sus esfuerzos, aunque la falta de pólvora arriba acabó condenándole.

La maldición de Old Trafford para el Barcelona ya tiene punto y final. El cuadro blaugrana consiguió vencer a un Manchester United que se agarró a sus ideales y a la remontada en octavos para tratar una nueva machada. Sin embargo, con oficio y saña, los de Valverde se llevaron la mínima y se acercan a semifinales, ronda que se resiste desde hace cuatro años.

Lo tenía claro Ole Gunnar Solskjaer y ya desde el comienzo empezó a tejer una trampa contra el cuadro español. Bien replegados atrás, sus once hombres esperaban y dejaban dominar al Barcelona, para luego salir rápido a la contra en los aguantes de Lukaku y la velocidad de Rashford. Fueron así las dos primeras llegadas de los 'diablos rojos', en una falta donde Rocchi perdonó a Busquets la amarilla y en un esférico en profundidad que Ter Stegen tuvo que cortar saliendo del área para impedir que el '10' británico se quedase solo ante él.

No estaban saliendo las cosas a los del Txingurri, pero nunca se puede desafiar a un equipo donde está Leo Messi. Pasado el minuto 10, el capitán azulgrana recibió dentro del área, levantó la cabeza y ahí vio a Luis Suárez para poner un centro preciso en el segundo palo. El uruguayo, que no termina de marcar pero siempre cumple en Champions, vio cómo llegaba Coutinho y así le cedió el esférico, antes de que éste tras tocar en Luke Shaw, desviase su trayectoria y se fuese lejos del alcance de De Gea. El linier señaló fuera de juego, pero el VAR, que para esto ha llegado, corrigió su decisión y dictaminó gol.

El primero en la cuenta culé y la sensación en Old Trafford de que podían ver una noche dramática si a su rival le iba todo como en esa jugada tan extraña. No pensaron así los hombres de Solskjaer, que siguiendo con su plan aguantaron al Barcelona atrás para luego intentar salir rápido a la contra. Rashford, de nuevo, y Pogba sirvieron las mejores llegadas, aún sin éxito.

En estas vio amarilla Busquets, también Shaw que no estará en el Camp Nou, Messi detuvo el partido unos minutos por un choque con Smalling que le dejó sangrando por la nariz y Coutinho perdonó el segundo en la que era la mejor ocasión culé desde el gol. De Gea, atento con los pies supo estar rápido para desviar el disparo a bocajarro del brasileño. Un mal cabezazo de Dalot dentro del área fue la última antes de encarar el túnel de vestuarios.

Solskjaer echó en falta la suerte de París

No siguió el encuentro igual tras la reanudación, sino que salió el United en tromba. Alentados por las 76.000 gargantas de Old Trafford, los de Solskjaer embotellaron a un Barcelona que no terminó de salir de su campo en los primeros 15 minutos. Era una llegada al área tras otra de los ingleses, que sin embargo, echaban en falta la pegada arriba que sí tuvieron en París en forma de suerte y errores rivales.

No aparecieron esos fallos en parte por Piqué, colosal toda la temporada, estuvo enorme en su regreso a la que fue su casa durante tres campañas. El central, cada vez con más mando en el club, fue quien despertó a los suyos y con una buena jugada de más de un minuto donde los 'diablos' ni tocaron el balón, el Barça empezó a coger confianza.

Para intentar recuperar el control del juego, Valverde dio entrada a Vidal y Sergi Roberto por Coutinho y Arthur, en esta ocasión mejor el primero que el segundo brasileño. Era noche de garra y para eso estaba el chileno, que sin embargo entró muy arrollador y vio amarilla a los pocos minutos sobre el césped. Como respuesta al planteamiento español, en los locales entraron Martial y Lingard por Lukaku y Dalot.

Jordi Alba tuvo una nueva llegada al área que De Gea se encargó, otra vez, de despejar. Los cambios favorecieron a los azulgrana, ante un United que no terminó de disparar a la meta de Ter Stegen. Martial, como Rashford y Lukaku antes, se vio incapaz de superar el muro de Piqué y Messi, en un disparo raso de falta que atrapó el meta local, tuvo el tercer disparo a puerta del encuentro (todos visitantes).

En los últimos minutos, Solskjaer intentó esa llegada que se resistía dando entrada a Andreas Pereira por un Rashford que llegó tocado y demostró, de nuevo, que está siendo el mejor del United esta temporada. No fue así y el cuadro de Valverde se dedicó a tocar cuando ya su rival agonizaba por el esfuerzo, hasta que Rocchi señaló el final.

La mala racha de Old Trafford había caído. A la cuarta fue la vencida y el Barcelona se llevó la victoria por la mínima en un encuentro muy trabado. Messi no tuvo su noche y Suárez sigue negado en Champions, no ha visto puerta esta edición y ya son 18 choque como visitante sin mojar. Sin embargo, el esfuerzo bien mereció la pena y el Camp Nou espera la sentencia. Será en seis días y con los suyos detrás, el cuadro culé no se puede permitir fallar. Atlético, Juventus y Roma son el ejemplo y el Manchester United lo sabe bien, qué se lo digan al PSG. Madrid está un paso más cerca de Barcelona.

FICHA TÉCNICA

-RESULTADO: Manchester United 0-1 Barcelona (Shaw pp. 12').

-MANCHESTER UNITED: De Gea, Young, Lindelof, Smalling, Shaw, Dalot (Lingard 73'), McTominay, Pogba, Fred, Rashford (Pereira 84') y Lukaku (Martial 67').

-BARCELONA: Ter Stegen, Semedo, Piqué, Lenglet, Alba, Busquets (Aleñá 90+2'), Rakitic, Arthur (Sergi Roberto 65'), Coutinho (Vidal 65'), Messi y Suárez.

-ÁRBITRO: Gianluca Rocchi. Amonestó a Shaw, Lingard y Smalling en el Manchester United y a Busquets y Vidal en el Barcelona.

-ESTADIO: Old Trafford.


Comentarios 0