Buscar

Nadal no falla ante Ferrer y le obliga a despedirse para siempre del Godó

25/04/2019 - 18:09
  • La Central de Barcelona ovacionó a un emocionado David Ferrer
Más noticias sobre:
Rafa Nadal y David Ferrer se abrazan al término del partido. Imagen: EFE

El tenista español Rafa Nadal se llevó este jueves un duelo especial ante David Ferrer (6-3 y 6-3) en la tercera ronda del Barcelona Open Banc Sabadell-67º Trofeo Conde de Godó, un partido que es el último para 'Ferru' en un Godó, en el torneo que consideraba como el de casa, mientras que el de Manacor espera rival de cara a los cuartos de final que se disputarán este viernes.

Pese a la lluvia que detuvo el partido en dos ocasiones, con 45 minutos de espera en el primer set cuando el balear iba a sacar para cerrarlo, fue un bonito partido de despedida para un 'Ferru' que se retira esta temporada y al que le queda ya solamente el Masters 1.000 de Madrid por jugar. De momento, en Barcelona, donde jugó cuatro finales y las perdió todas ante el balear, se despidió con un buen tenis ante su verdugo.

Ferrer será recordado como uno de los mejores tenistas españoles, sobre todo en tierra, pese a vivir a la sombra de Nadal. Este jueves, viéndose en tercera ronda por cosas del destino y del sorteo, el once veces campeón en la arcilla roja barcelonesa fue superior al encontrar una mejor versión de sí mismo que en su debut ante Leonardo Mayer, pero tuvo resistencia por parte del de Xàbia.

Nadal se llevó el primer set con suspense, porque Ferrer aguantó bien hasta que el mallorquín le rompió el servicio para ponerse 4-2 arriba, y porque con 5-3 y sacando Nadal para cerrar la manga apareció la lluvia y puso en pausa el partido tres cuartos de hora. En la reanudación, el balear aprovechó la primera de las dos bolas de set.

Más rápida fue la segunda manga, en un partido que se fue a las casi dos horas de juego (1:56). El alicantino perdió su primer saque y se vio a remolque pronto, pero en esta ocasión acertó a reaccionar par igualar rápidamente 'birlándole' por única vez el servicio al de Manacor que, sin embargo, le devolvió la moneda en el siguiente juego.

Con 5-3 en el marcador, y Ferrer al servicio, el partido se alargó. Se olía la despedida del veterano tenista, y la Central, ahora llamada Pista Rafa Nadal, se resistía a ver ganar a su héroe y despedir a quien fuera su gran rival. Tuvo que llegar hasta la cuarta bola de partido Nadal, que protestó dos bolas a la línea de Ferrer, para sellar su pase a los cuartos de final.

Pero la pista tenía reservada una ovación de lujo a David Ferrer, arropado en la grada por su familia. 'Ferru, Ferru' cantó Barcelona y el de Xàbia, visiblemente emocionado, dejó su cinta de pelo en la pista, agradeció el apoyo y saboreó la arcilla de un torneo que era de sus favoritos de pequeño y que no pudo ganar nunca por culpa de su amigo y también último verdugo.


Comentarios 0