Buscar

El pulso entre Olympiacos y Panathinaikos por los árbitros que podría poner en jaque al baloncesto europeo

8/05/2019 - 18:08
  • El cuadro rojiblanco lleva media temporada señalando a tres árbitros
  • Uno de ellos les iba a pitar y los de Blatt amenazaron con no presentarse
  • Tras la renuncia del colegiado, el PAO ha decidido abandonar la liga
Más noticias sobre:
James Gist y Nikola Milutinov, durante un Panathinaikos-Olympiacos de esta temporada. Foto: Cordon Press.

El baloncesto europeo vive en los últimos años su época más convulsa y de mayores frentes abiertos. Los conflictos entre la FIBA y la Euroliga, entre los sindicatos y las ligas nacionales y entre estas mismas y los clubes han llevado a crear un clima de guerras en los despachos que hacen cuestionar qué futuro le espera al deporte de la canasta en el viejo continente. El último, el que se está viviendo en Grecia entre Olympiacos y Panathinaikos, a causa de los árbitros, y que podría sacar a estos de la competición y levantar un terremoto que cambie por completo el panorama continental. La Euroliga abre la puerta a que se juegue en su competición sin estar en ACB.

Aunque hace unos meses fue muy sonada la queja del Real Madrid contra la ACB, que llegó a cuestionar la permanencia del conjunto blanco en la liga española (un tema que ya ha pasado su curva más mediática pero que sigue sobre la mesa), el mayor pulso que se está viviendo esta temporada está teniendo lugar en la liga helena.

A la vez que los de La Castellana perdían la final de la Copa del Rey ante el Barcelona por una acumulación de decisiones erróneas de los árbitros, en Grecia el Olympiacos se retiraba del torneo del 'KO' ante el Panathinaikos y dejaba en bandeja el título a su vecino y mayor rival. El motivo, "supuestos fallos premeditados de los colegiados" que llevaron a una desbandada en el descanso.

Tras esa acción, el cuadro rojiblanco de Atenas comunicó que no volvería a jugar ningún partido que pitase uno de los tres árbitros de su semifinal ante Panathinaikos, no saltaría a la pista ante los de verde si el encuentro no lo dirigían "colegiados extranjeros" y además abrió comunicaciones con la ABA League (liga que disputan clubes adriáticos de la extinta Yugoslavia) para ingresar en ella. Tres avisos claros del gigante griego que iban destinados contra los dirigentes de su país.

Pues bien, el primero de ellos se ha ido cumpliendo durante nueve encuentros (según la federación griega los árbitros de cada choque se adjudican por sorteo), pero el segundo fue imposible de evitar ya que el derbi de liga en el Pabellón de la Paz y la Amistad lo pitaron responsables nacionales. El resultado fue que el Olimpiacos cumplió su amenaza, no se presentó, perdió 0-20 y fue sancionado con ocho puntos.

Una fuerte penalización, además de la multa económica, que sin embargo no inquietó los intereses del conjunto dirigido por David Blatt. Hasta esta semana, cuando en el trío designado para su choque ante el Promitheas Patron se encontraba Panagiotis Anastopoulos, uno de los presentes en el famoso duelo de Copa. El Olympiacos entonces lo tuvo claro, seguía adelante con su órdago y dejaba claro que no se presentaría.

Así pues, si hacían lo propio ante el Patron la liga les quitaría otros 14 puntos que llevarían a los rojiblancos al descenso matemático a la A2. Sin embargo, horas después Anastopoulos renunció a arbitrar alegando que "no podía acudir al partido" y el Olympiacos ha evitado el histórico descenso en los despachos. Pero esto no se iba a quedar aquí y visto lo ocurrido, ha sido ahora el PAO liderado por su controvertido dueño Dimitris Giannakopoulos, el que ha mandado un contra-órdago. El otro equipo ateniense considera que su vecino hace prevalecer "el terrorismo y la extorsión" y por ello ha comunicado que no jugará más en Grecia abandonando la competición.

De esta forma se ha quedado el panorama en Grecia, con un tremendo pulso entre los dos equipos más potentes y con ambos amenazando con marcharse a la Liga Adriática. Mientras, algunos de los dirigentes de los clubes de la ABA ya han confirmado que los dos atenienses se han puesto en contacto con ellos para ingresar en su competición.

Una guerra, también la están viviendo en Euroliga con sus particulares cruces de palabras, que podría sentar un mal precedente en el viejo continente. Si deciden mover ficha, este podría ser el primer paso para que todos los socios de Euroliga, Olimpiacos y Panathinaikos lo son, abandonen sus ligas nacionales y se queden solos en la gran competición continental (Madrid, Barça, Baskonia y Obradovic ya lo han consultado en alguna ocasión).


Comentarios 0