Buscar

Tres clásicos y una revelación, en la batalla de Vitoria por ser el nuevo rey de la Euroliga

17/05/2019 - 10:02
  • Madrid, 'Fener' y CSKA, en cuatro de las últimas cinco Final Four
  • El Efes espera dar la sorpresa apoyada en los factores de Micic y Larkin
  • Lauvergne y Datome, bajas turcas; el Chacho y Llull, listos para el duelo
Sloukas, Sergio Rodríguez, Llull y Micic ponen el particular duelo de bases. Fotos: Cordon Press.

Llegó el día. La Euroliga 2019 afronta su recta decisiva con la Final Four de Vitoria. Los cuatro mejores equipos del curso se dan cita en dos cara a cara donde todo puede pasar y hasta el conjunto más imprevisible puede salir como rey de Europa. Eso es lo que intentará lograr Anadolu Efes, invitado de lujo a la fiesta que año tras año organizan Fenerbahçe, CSKA de Moscú y Real Madrid. Los tres titanes del baloncesto europeo han coincidido en cuatro de las últimas cinco finales, fueron los tres primeros de la fase regular y sentenciaron sus eliminatorias sin apenas sobresaltos. Unos factores que indican que en la ciudad vasca se volverá a vivir una batalla entre tres estilos: Zeljko Obradovic, Dimitrios Itoudis y Pablo Laso, con permiso de Ergin Ataman. La Euroliga prevé dejar 48 millones de euros en el País Vasco.

Con la semifinal entre los dos clubes turcos, la Final Four dará su pistoletazo de salida sobre el parqué, que tendrá luego el duelo de rusos y españoles. Antes, todos los conjuntos ya se habrán estudiado y mirado de arriba a abajo. Así lo remarcó Kostas Sloukas, con un "ambos nos conocemos" que deja claro que el Fenerbahçe ya está sobre aviso de su vecino Efes.

El base griego será, de nuevo, el timón de un Obradovic que quiere su décima Copa de Europa. El mayor maestro que el baloncesto europeo ha conocido en los banquillos ha modelado al conjunto de Estambul hasta hacerlo una máquina de ganar. Ya sin el apoyo financiero detrás de Dogus Group, pero todavía con un elenco de algunas de las mejores figuras, el técnico serbio no podrá contar ni con Lauvergne ni con Datome. Dos importantes bajas para su zona interior que podría verse más dañada según el estado de Kalinic y Vesely, ambos entre algodones pero que forzarán para la causa.

De esta debilidad tratará de aprovecharse el Efes, sin perder de vista las rápidas transiciones y el pick-and-roll que le han llevado hasta Vitoria. Guiados por un fenomenal Vasilije Micic que ha llamado la atención de los grandes, el base serbio ha aprendido a compenetrarse a la perfección con Shane Larkin para ser los dos puntales de anotación y tendrán un bonito duelo contra Sloukas y Ali. Además, Adrien Moerman, clave para destrozar a cinco partidos al Barcelona, y Bryant Dunston son los otros dos grandes pilares sobre los que se asienta la revolución de Ataman, que ya sabe lo que es ser un quebradero de cabeza para el Fenerbahçe (3-3 esta temporada entre los enfrentamientos en Turquía y en Euroliga).

El clásico europeo se vuelve a repetir con el recuerdo de Belgrado

Sin embargo, el choque más atractivo será la otra semifinal. Un CSKA-Madrid que ejemplifica el dominio de ambos en la canasta europea. Los dos más galardonados (7 y 10 copas cada uno) se vuelven a ver las caras tras el intenso duelo de la campaña pasada que relanzó a los de Laso hacia el título. Con Sergio Rodríguez y Sergio Llull listos para la batalla, tras superar ambos sus dolencias, rusos y españoles pondrán todo en juego en el clásico de la canasta continental.

De regreso a casa, el técnico de Vitoria intentará que esta sea su tercera Euroliga de blanco para volver a demostrar que la apuesta del Real Madrid por el baloncesto tiene aún recorrido. Para ello, el cuadro merengue se sustentará en Facundo Campazzo y Edy Tavares, los dos grandes líderes tras el adiós de Doncic. Base y pívot se han complementado a la perfección hasta cambiar el sistema del vigente campeón y llegan en su mejor momento de forma, de la temporada y puede que en su carrera. Además, Laso contará con su habitual segunda línea formada por los Randolph, Taylor (otro que llega en racha), Ayón o Causeur. Todo en un equipo que cuenta con la experiencia de haber estado en seis de las últimas siete Final Four y todas con el propio Llull, Rudy Fernández y Felipe Reyes en nómina.

Para tratar de parar todo este arsenal, que juega con el factor 'local' de cara, estará un cuadro ruso que por mucho que se le trate de sentenciar siempre aparece. Aún con la confianza de Itoudis, el CSKA de Hynes, De Colo y compañía quiere resarcirse de su derrota en Belgrado. Pívot y base pondrá el habitual encuentro con los pilares blancos, sabiendo que en estas fechas es cuando deben dar un paso adelante. Ocho Final Four consecutivas contemplan a un equipo que salió campeón en 2016 y quiere repetir título para recortar distancias con los blancos. Clyburn, Hackett, Kerbanov, Hunter... toda una legión al servicio del estratega griego que quiere vencer su particular duelo con Laso para luego superar a su maestro Obradovic.

Así llegan los cuatro equipos a esta Final Four que promete ser de lo más igualada. Tres clásicos y una revelación para la batalla de estilos que guarda la Euroliga. Obradovic, Itoudis, Laso y Ataman, solo uno saldrá como rey y con sus hombres vivos tras la batalla. El domingo la pelota naranja conocerá su nuevo campeón. El Madrid que busca defender su título, el pujante Fenerbahce que ansía la segunda, el regreso del mejor CSKA o la rebelión del inesperado Efes. Antes, dos semifinales donde todo puede suceder. Pelota al aire y que gane el mejor.


Comentarios 0