Buscar

El Real Madrid pierde una guerra épica contra el CSKA y se queda fuera de la lucha por el título

17/05/2019 - 23:08
  • Los blancos dominaron desde el primer minuto hasta el tercer cuarto
  • De Colo ejecutó una remontada que aguantaron el Chacho y Clyburn
  • El cuadro ruso intentará su octava corona el domingo contra el Efes
Foto: Reuters.

El Real Madrid no revalidará el título de la Euroliga después de perder contra el CSKA de Moscú por 95-90. El conjunto blanco revivió sus peores pesadillas en Vitoria y se queda fuera de la Final Four. Nando de Colo y Sergio Rodríguez lideraron la remontada de los rusos, que se jugarán la final contra el Anadolu Efes.

La Euroliga tendrá nuevo campeón. Así se dio a conocer tras un duelo que, como en la otra semifinal, magnifica el baloncesto y la Final Four. El Madrid dominó desde el minuto uno hasta el final del tercer cuarto. A su antojo, los blancos fueron mejores que los rusos, siempre por encima y tirando de garra. Pero como en anteriores ocasiones, cuando el proyecto de Laso empezaba a dar sus primeros pasos, los madrileños se vinieron abajo y un CSKA crecido en medio de una guerra supo echarse a lomos de De Colo para acabar remontando en el último minuto. Los de Itoudis, lucharán por su octava corona contra un Efes que es la sorpresa y quiere la primera.

El partido comenzó como lo que era, una auténtica final entre dos equipos que se conocen a la perfección. El Madrid golpeó en las pinturas de la mano de Edy Tavares, colosal en la primera manga con 6 puntos, 7 rebotes y 3 tapones, mientras que los de Moscú empezaron a usar sus armas en forma de Clyburn y de Sergio Rodríguez. El base canario forzó tras una lesión y como los buenos jugadores, supo aparecer desde el banquillo para despertar a los suyos (7 puntos en los primeros diez minutos).

Sin embargo, el Madrid había pisado el acelerador. A Tavares se unieron Randolph, Campazzo, Thompkins, Causeur, que se crece en los momentos clave, y los de Laso empezaron a irse en el marcador (máxima de +11). Mientras, Clyburn y el Chacho seguían haciendo de las suyas y sujetando a los de Itoudis para dejar el encuentro al descanso 43-45 (gracias a un triple del ala estadounidense).

Tras la reanudación, el Madrid recordó el pasado. Este partido ya se lo había ganado al CSKA la temporada pasada en Belgrado y a ello se pusieron. Laso e Itoudis mandaron el choque al barro, a una guerra en la que todo valía y cada balón era una vida y ahí 'Facu' y Causeur supieron interpretar mejor que nadie la batalla. El argentino echó su habitual carácter, el francés los puntos (hasta sumar 16) y mientras Tavares desaparecía en las faltas, haciendo olvidar su fantástico inicio, Rudy, Taylor y compañía sumaban en defensa.

Los moscovitas se vieron tocados, 14 puntos abajo, y con el Chacho anulado en la presión de sus excompañeros. Hines no terminaba de aparecer en la pintura, Hackett no se encontraba y De Colo no carburaba. Pero el galo tenía un as guardado debajo de la manga e iba a ejecutarlo en el momento perfecto.

Con el inicio del último envite el Madrid se había ido a 8 tantos, Laso tenía a todos sus hombres activos e Itoudis no lo veía nada claro, hasta que apareció su número 1. Nando, recordando al mejor De Colo que fue MVP europeo, empezó a meter una canasta tras otra. Destrozando el juego exterior de los blancos, poco a poco recortando distancia. En esas, el vigente campeón ya se había ofuscado con la guerra y se metió de más.

Laso cayó en las tácticas, Campazzo empezó a no encontrar a sus compañeros, Tavares fue expulsado y el balón temblaba en ataque. A falta de 80 segundos De Colo clavó el triple que por fin ponía a los suyos por delante (87-84), el Madrid intentó recortar pero el CSKA no falló en las personales. Entre el francés y el Chacho, intratable desde el tiro libre, ambos se fueron a 23 puntos. Llull lo intentó a la desesperada con los triples que en otras ocasiones entraban. Cayó uno, no dos, la pelota se perdió en las manos moscovitas y el Madrid claudicó.

No habrá undécima ni repetición del título. El cuadro blanco, como en anteriores ocasiones contra Olympiacos o Maccabi se vio superado cuando lo tenía todo a su favor. La Final Four es así y hasta que no suena la bocina todo vale. Esta vez, un ex sirvió para aguantar el marcador, Clyburn y Higgins para sumar y De Colo para sentenciar. Itoudis pudo de nuevo con Laso, que se tendrá que conformar con la lucha por el tercer puesto. Mientras, los rusos avanzan a la final. Eso será el domingo y ahí espera Efes, inesperado rival. En la Euroliga todo puede pasar y las guerras las gana el último que aguanta de pie.

FICHA TÉCNICA

-RESULTADO: CSKA de Moscú 95-90 Real Madrid.

-CSKA DE MOSCÚ: De Colo (23), Clyburn (18), Hackett (3), Kurbanov (-) y Hunter (8); Bolomboy (-), Peters (3), Ukhov (-), Rodríguez (23), Vorontsevich (-), Higgins (11), Hines (6).

-REAL MADRID: Randolph (12), Rudy (10), Campazzo (10), Tavares (6) y Taylor (3); Causeur (18), Reyes (-), Ayon (2), Carroll (5), Llull (13), Deck (2) y Thompkins (9).

-PARCIALES: 18-22, 25-23, 22-28 y 30-17.

-ÁRBITROS: Matej Boltauzer (ESV), Borys Ryzhyk (UCR) y Anne Panther (ALE). Walter Tavares acabó eliminado.

-PABELLÓN: Fernando Buesa Arena, con capacidad para 15.544 espectadores.


Comentarios 0