Buscar

Carapaz refuerza la 'maglia rosa' y Mikel Landa se acerca al podio tras la decimoséptima etapa

17:45 - 29/05/2019 | 18:01 - 29/05/19
  • Ambos integrantes del Movistar han arañado segundos a Nibali y Roglic
  • El francés Nans Peters se ha llevado la etapa tras sorprender a la fuga
Más noticias sobre:
Foto: Cordon Press.

El ciclista francés Nans Peters (AG2R La Mondiale) ha ganado este miércoles la decimoséptima etapa del Giro de Italia, disputada entre Commezzadura y Anterselva sobre 181 kilómetros, sorprendiendo en una fuga de mucho nivel, mientras que la 'maglia rosa' Richard Carapaz y su compañero Mikel Landa (Movistar) han arañado segundos a Vincenzo Nibali (Bahrain-Merida) y Primoz Roglic (Jumbo-Visma).

El ciclista francés Nans Peters (AG2R La Mondiale) ganó este miércoles la decimoséptima etapa del Giro de Italia, disputada entre Commezzadura y Anterselva sobre 181 kilómetros, sorprendiendo en una fuga de mucho nivel, mientras que la 'maglia rosa' Richard Carapaz y su compañero Mikel Landa (Movistar) arañaron segundos a Vincenzo Nibali (Bahrein-Merida) y Primoz Roglic (Jumbo-Visma).

El ganador fue un Nans Peters que había estado muchos días en el 'Top 10' de este Giro de Italia gracias a ser octavo en la sexta etapa, metiéndose en una fuga. Esta vez, no sólo se metió en la escapada buena sino que atacó a 16 kilómetros de la meta para afrontar en solitario la subida final hasta Anterselva y sin dar opción a sus compañeros de aventura.

Dentro de la nutrida fuga había nombres como los de Esteban Chaves (Mitchelton-Scott), Davide Formolo (BORA-hansgrohe), Fausto Masnada (Androni), Valerio Conti (UAE), Tanel Kangert (EF Education First) o Bob Jungels (Deceuninck-Quick Step), pero ninguno de ellos pudo evitar el verse sorprendido por el 'anónimo' Peters.

El ciclista de Grenoble, a sus 25 años, se hizo con su primer triunfo profesional después de llegar a la estructura del AG2R en 2017. Con la experiencia de haber vivido esa gran fuga en la etapa seis de esta 'corsa rosa', y sabiendo que podía ir de 'tapado' porque había nombres de más importancia y peso en el pelotón dentro de la fuga, eligió bien dónde atacar y lo hizo con tanta garra que nadie le dio alcance. Y eso que Conti, Chaves o Formolo intentaron llegar a él.

Casi cuatro minutos y medio después de la entrada eufórica de Peters llegó a meta el primero de los hombres fuertes de la carrera, el español Mikel Landa (Movistar). El de Murgia atacó con mucha fuerza en la subida final --5,5 kilómetros al 6,9% de pendiente media-- para descolocar a sus rivales y coger 19 segundos de ventaja respecto a Vincenzo Nibali o Primoz Roglic en su lucha por el podio.

Ahora, el alavés, que sigue cuarto en la general provisional de este Giro de Italia, está a menos de un minuto (47 segundos) de un ciclista esloveno que parece ir a menos, sobre todo en la montaña, aunque en la 'crono' final de Verona podría recuperar tiempo si va al mismo ritmo que en las dos previas. El 'Tiburón', al que no se le vio agresivo, tiene todavía 1:09 de ventaja sobre Landa.

Mientras, el líder Richard Carapaz demostró sus buenas piernas metiendo siete segundos al italiano y al esloveno. El ecuatoriano dejó ir a su compañero de equipo, y luego se alió con su amigo Miguel Ángel López (Astana) para atacar y relevarse hasta meta, 'picando' esos segundos valiosos que refuerzan su 'maglia rosa', con 1:54 sobre Nibali y 2:16 sobre Roglic, con Landa a 3:03 y Bauke Mollema (Trek-Segafredo), quinto a 5:07.

Se acerca y mucho el Movistar Team al rosa. En esta jornada, que en principio no tenía que dejar grandes cambios en la general, hubo más movimiento del esperado. La estrategia fue casi perfecta para el equipo español, ya que Mikel Landa aprovechó que Domenico Pozzovivo (Bahrain Merida) se daba un descanso tirando del grupo de favoritos para atacar sin mirar atrás. Sólo Hugh Carthy (EF) le pudo seguir, pero tras intentar meterse en los relevos se fundió.

El ritmo de Landa era alto, inigualable para ningún otro gallo en ese corral que estaba ya loco. Metros por detrás, Miguel Ángel López, tras recuperar el aliento después del acelerón de su compañero en el Astana Jan Hirt, atacó a los Nibali, Mollema o Roglic llevándose con él a Richard Carapaz. El ecuatoriano sabía que su compañero iba muy por delante buscando el podio, y decidió tirar fuerte junto a López para dar fe de que ni Roglic ni Nibali tenían el día y reforzar así su liderato y su 'maglia rosa'.

Este jueves la decimoctava etapa dará una cierta pausa a la lucha por la 'maglia rosa' y las primeras posiciones. Será larga, con 222 kilómetros entre Valdaora y Santa Maria di Sala, pero será en descenso pese a una subida inicial no puntuable y una única cota de cuarta categoría (Pieve di Alpago) en el ecuador de una jornada que huele a escapada.


Comentarios 0