Deportes

Tottenham y Liverpool o la revuelta de los ingleses en Madrid para alzar la Champions League

  • Ambos han protagonizado caminos muy parejos hasta llegar a la final
  • Pochettino recupera a Kane y Winks para dar a los londinenses la primera
  • Klopp, a Salah y Firmino para quitarse su maldición y lograr la sexta 'red'
La Puerta del Sol de Madrid con los estandartes de Tottenham y Liverpool. Foto: Reuters.

Última parada... Madrid. Tottenham y Liverpool se encuentran sobre el Wanda Metropolitano, tras dos caminos difíciles pero contundentes, para deparar quién es el nuevo emperador de la Champions League. Un título que además vendrá a confirmar la revuelta de los ingleses en Europa, pero que solo dejará una noticia: la primera o la sexta.

Ni PSV, ni Inter, ni Estrella Roja, ni Nápoles, ni Dortmund, ni Bayern, ni City, ni Oporto, ni Ajax, ni tampoco Barcelona han podido borrar a estos dos conjuntos del camino a la final. Un recorrido que comenzó en septiembre y que ha sido muy paralelo, pues ambos estuvieron cerca de caer en la fase de grupos, para luego certificar su pase en la última jornada, después destrozar a los alemanes, sí fue más sencilla la ronda de los de Klopp en cuartos, pero sendos clubes tuvieron que recurrir a remontadas en semifinales y sin sus estrellas.

Así, los de Londres y los del condado de Merseyside se plantaron por primera y octava vez, respectivamente, en una final de la máxima competición continental. Y aunque sobre el papel, el nivel de plantilla y la historia hace favorito al Liverpool, el Tottenham espera dar la sorpresa para ser el sexto equipo inglés que se alza con 'La Orejona'.

El milagro de Pochettino

Una de las anécdotas de esta Champions es la de cosas impredecibles que han sucedido. Así como otras ediciones han respondido más a la lógica, esta ha tenido varias sorpresas que a la larga han ayudado al recorrido 'spur'. Difícil era sopesar que un vestuario sin ninguna alta en toda la temporada fuese a disputar la final de Madrid. La fuerte inversión para el nuevo estadio Hotspur, mermó todas las arcas de un Tottenham que se vio obligado a no fichar y mantener el bloque fuerte de la pasada campaña. Pero más aún era imaginar a los londinenses en el Metropolitano cuando el Inter de Milán tenía en su mano el pase en la fase de grupos, el Manchester City se cruzaba en su camino en cuartos o el Ajax de Ámsterdam contaba con tres goles de renta en semifinales.

Los fallos italianos, sumados a los aciertos ingleses, un loco 4-3 ante los de Guardiola y la heroica de Lucas Moura en 35 minutos acabaron por certificar el milagro que tiene a un argentino como máximo responsable. Quizás la máxima figura de este Tottenham sea Harry Kane, pero con el delantero lesionado desde la ida ante el City, Pochettino ha ido cobrando más y más importancia.

El técnico albiceleste ha sabido adaptar a su plantilla a todos los problemas que le han ido surgiendo y así enmarcar un curso perfecto en Europa, hasta acabar llorando de felicidad por un tanto en el 95'. En la gran final, el ex del Espanyol recuperará a su '10' pero no es seguro que éste sea titular pues ha estado parado dos meses. Otra piedra más que deberá sobrepasar, junto a la duda de Winks, para alzar al cielo de la capital de España su máxima conquista.

Para ello contará con su fiel capitán Lloris bajo palos, una defensa casi segura que tenga a Trippier, Alderweireld, Vertonghen y Rose como muro, un centro del campo con Sissoko, Wanyama y Eriksen como timones, Alli y Son como balas y Moura como puntal... siempre y cuando no reserve a Kane. Además, Llorente o Lamela esperarán su oportunidad para ser el factor suplente que tantas veces ha decidido un partido de este calado. 

Klopp y la maldición de la gran corona

En el otro bando, el gran favorito por todo lo que conlleva. Ya fue inesperado finalista la temporada pasada el cuadro de Jurgen Klopp y la lógica acabó por condenarle ante el Real Madrid. Pero caído el rey, el digno heredero quiere asumir su corona y de paso quitar todos los males a su técnico.

El alemán tan solo cuenta con una Bundesliga como su gran baluarte y aunque está considerado uno de los mejores entrenadores del mundo, al que además su carisma en el Borussia Dortmund le ha impulsado, ha perdido dos finales de Champions, una de Europa League y una Premier con 97 puntos. Esta última, esta temporada que le ha privado de algo al alcance de muy pocos si también sumase 'La Orejona'.

Por todo ello, Klopp quiere que a la tercera Copa de Europa sea la vencida, y como en 2013 será ante un conjunto que conoce muy bien. Aquel año, con su recordado BVB que dejó al Madrid de Mourinho por el camino, el germano estuvo cerca de sorprender a un Bayern que vio en los instantes finales su ansiado premio. Esta vez será contra un Tottenham al que ya ha ganado en las dos ocasiones que se ha cruzado esta campaña (ambas 2-1).

Así, recuperando a Salah y Firmino (ambos bajas en la destacada remontada por 4-0 ante el Barcelona) solo Keita se escapa de su once ideal. Un equipo titular, que se conoce a la perfección y que salvo sorpresa mayor estará formado por Alisson en portería, clave para aumentar el nivel respecto a la 17/18, las alas de Alexander-Arnold y Robertson en los lateral y cubriendo a Van Dijk, el más destacado este año, y Matip atrás, con Fabinho, Henderson y Milner en el medio y el famoso trío (Salah, Mané y Firmino) responsable de la final de 2018 en punta.

Londres o Merseyside, 'spurs' o 'reds', Pochettino o Klopp... tantas comparativas para dos sistemas bien definidos que quieren dominar Europa. Tan solo 90 minutos separan la gloria de estos dos ingleses que han vuelto a poner a las islas en lo más alto del viejo continente. Tottenham, Liverpool y solo el Wanda Metropolitano por delante para una final de la Champions League que solo dejará una noticia: la primera o la sexta. Madrid decide.

Alineaciones probables:

Tottenham: Lloris, Trippier, Alderweireld, Vertonghen, Rose, Wanyama, Sissoko, Eriksen, Alli, Son y Kane.

Liverpool: Alisson, Alexander-Arnold, Van Dijk, Matip, Robertson, Henderson, Fabinho, Milner, Salah, Mané y Firmino.

Árbitro: Damir Skomina (Eslovenia).

Estadio: Wanda Metropolitano, con capacidad para 67.829 espectadores.

Horario: 21.00 horas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin