Buscar

La desaceleración en la 'Operación Salida' del Real Madrid

15/07/2019 - 13:04
  • Todavía hay dudas con hasta once jugadores del primer equipo
  • La llegada de Florentino al 'stage' puede cambiar la situación
Bale, en un entrenamiento en Canadá con el Real Madrid. Foto: Cordon Press.

Mediado el mes de julio, y a un mes del inicio oficial de la temporada 19/20, el Real Madrid sigue sin vaciar su sobreocupado banquillo. El presidente blanco, Florentino Pérez, ha viajado a Canadá para acompañar al equipo en la primera parte de la pretemporada, y allí tiene trabajo por hacer.

Todavía hay once jugadores pendientes de resolver su futuro en la entidad madridista. Algunos, con más certezas que otros. Pero, con el fichaje de Paul Pogba en mente, el club blanco debe empezar a vender o ceder futbolistas con el objetivo de hacer hueco...y caja.

La operación más clara actualmente es la de James Rodríguez. Sin sitio con Zinedine Zidane, el colombiano probablemente no llegue a entrenar con el que todavía es su equipo. El Nápoles y el Atlético de Madrid se pelean por el mediapunta, que puede salir por unos 50 millones de euros. A falta de concretarse un destino, parece bastante improbable que Borja Mayoral siga también en el Real Madrid. El delantero, después de un año cedido en el Levante, está de vacaciones tras el Europeo sub-21. Al igual que James, puede que no llegue a vestirse de corto con los blancos.

De manera no tan clara, el futuro de Jesús Vallejo, Mariano y Andriy Lunin parece, aún así, lejos de Concha Espina. El central se queda sin sitio tras el fichaje de Eder Militao y el delantero se expone a lo mismo tras las incorporaciones de Luka Jovic y Rodrygo. El portero se vería igual si, como todo indica ahora, Keylor se queda. Salvo en el caso de Mariano, que apuntaría a una venta, la fórmula para vaciar huecos sería la de una cesión sin opción a compra.

Existen dos casos realmente complicados. Son los de Keylor Navas y Gareth Bale. Ni el 'tico' ni el galés desean marcharse del club a pesar de que Zinedine Zidane les ha informado de que no contará con ellos. No tanto el portero, pero el '11' era considerado uno de los máximos recursos para financiar los fichajes. A falta de ofertas de relieve, mermado su cartel por el curso anterior y atrincherado por su intención de quedarse en Madrid, Bale podría ser la decepción del verano en clave de mercado. Keylor, cuyo valor es menor, podría quedarse finalmente. Sin propuestas que le halaguen, la permanencia en el Santiago Bernabéu sería el mal menor. Pero, para el Real Madrid, significará otro bache más en su afán de venta.

En el término medio, los futbolistas sobre los que hay dudas en el seno del club por diferentes razones. Futbolísticas en el caso de un Dani Ceballos que brilló en el Europeo sub-21 pero que quiere más minutos de los que le brindará Zidane. Algo similar ocurre con un Brahim que gusta, pero que podría tener un escaso margen de mejora si no cuenta con cierto protagonismo. Podría salir cedido, pero será el devenir de la pretemporada el que decida.

Con Isco, la duda es económica. A Zidane le gusta, confía en recuperarle. A la directiva se le aparece como una oportunidad de mercado y, si llega una oferta suficiente, se plantearía la venta. Junto al malagueño, Lucas Vázquez. Del gusto de 'Zizou' como parte de 'plan B', se le vinculó al Arsenal hace semanas. El interés parece haberse congelado, pero si se retomase y la oferta fuese buena, no se le pondrían trabas para salir.

Vendidos Marcos Llorente, Mateo Kovacic, Raúl de Tomás y Theo Hernández y cedidos Luca Zidane, Sergio Reguilón y Martin Odegaard, la última operación del Real Madrid fue hace ya más de una semana. Y el trabajo se acumula.


Comentarios 0