Buscar

Benedicto XVI se gana el apelativo del 'Papa ecológico'

Loles Silva
11:30 - 30/07/2008

El Papa Benedicto XVI ha apostado firmamente por preservar el medio ambiente. Desde hace no mucho tiempo en el Vaticano se empezaron a tomar medidas ecológicas que ya indicaban la preocupación de la Santa Sede por la situación del planeta. Esa preocupación ha conllevado a que le llaman el 'Papa verde'.

Dañar el medio ambiente es pecado

Fue una de sus primeras medidas. Atentar contra el Medioambiente se considera pecado, la Iglesia comenzaba así, las primeras medidas encaminadas a preservar la naturaleza del planeta. "Tirar una bolsa de basura por la calle será pecado venial, pero quien destruye la Amazonía comete un pecado grave".

En el nuevo Catecismo de la Iglesia católica se lee que 2la tierra y sus bienes son un don que podemos usar, mejorar, pero no destruir".

El papa Ratzinger, aseguraba en una de sus homilías, en la plaza de San Pedro que hay que "salvar el planeta antes de que sea demasiado tarde".

El bosque del Vaticano

Pero Ratzinger dio un paso más y convirtió la Santa Sede en el primer país de impacto cero en la atmósfera. Desde su elección hace dos años, el Papa ha tocado el tema del Medioambiente en sus discursos y ahora se ha convertido en una de sus grandes prioridades.

El Vaticano adoptó un bosque húngaro que, según sus cálculos, compensará las emisiones de CO2 del pequeño Estado.

El Estado más pequeño del mundo se convertía así en el primero en provocar un impacto cero a la atmósfera y de esta manera quedan perdonados los pecados ecológicos que se hayan podido cometer hasta el momento.

Los árboles se plantaran en breve y tendrán una altura de entre 15 a 30 centímetros y dentro de ocho años serán adultos.

Se trata de un hecho simbólico con el que la Iglesia quiere concienciar a los ciudadanos y al resto de los países para que los temas medioambientales se empiecen a tomar en serio.

Los jóvenes, el objetivo

Para Ratzinger son los jóvenes los que más se tienen que implicar y por ello intenta hacerles llegar su mensaje en cada país que visita.

En una misa al aire libre que se realizó en la explanada de Montorso, cerca del santuario de Loreto, el Papa advirtió a cerca de 500.000 jóvenes que el mundo necesita "un fuerte compromiso para cambiar la tendencia que puede hacer que la situación de deterioro sea irreversible".

Afirmó que "antes de que sea demasiado tarde, necesitamos tomar decisiones valientes que recreen la fuerte alianza entre el hombre y la tierra". Por otra parte, el Papa pidió compartir con justicia el agua, un "bien precioso" que puede ser foco de conflictos.

Uno de septiembre, "Día para salvar la creación"

El tema central elegido por el papa que sirvió de marco para la misa de los jóvenes fue el medioambiente. Por tal motivo, la Conferencia Episcopal Italiana ha declaró el día 1 de septiembre como "Día para salvar la creación".

Los participantes de aquel encuentro recibieron una mochila hecha con plástico reciclado, que incluía una batería recargable, cubiertos realizados con plástico biodegradable y bolsas para recoger los residuos al finalizar el evento. Una medida totalmente novedosa impulsada por el papa.

Su último viaje a Australia, el más ecológico

En el último viaje a Australia, el Pontífice avanzaba en su vuelo a los periodistas que lo acompañan que el calentamiento global sería uno de los temas más importantes que abordaría en su visita. Y no defraudó

Afirmó claramente en cada una de sus intervenciones, que quiere despertar la conciencia sobre el cambio climático, y dijo que los políticos y los expertos en el tema deben responder a lo que llamó "este gran reto ecológico".

El Papa agregó que debemos encontrar un camino ético de cambio de nuestro estilo de vida.

"Tenemos nuestras responsabilidades hacia la creación", dijo, pero agregó que no tiene intenciones de abordar las cuestiones políticas y técnicas que plantea el calentamiento global.

Las maravillas de Dios nos recuerdan la necesidad de proteger el ambiente

Es una de sus frases más utilizadas en sus últimos viajes, misas y discursos e incluso en Australia se vistió de verde para recordar a los que le escuchaban, cual era el color de la naturaleza.

"Con varios miles de jóvenes visitando Australia en este momento, es apropiado reflexionar sobre el mundo que vamos a dejar a las generaciones futuras", dijo. El pontífice afirmó que "las maravillas de Dios nos recuerdan la necesidad de proteger el medioambiente y ejercer una administración responsable de los bienes de la Tierra". Benedicto XVI alabó, en ese sentido, "los compromisos serios" que Australia estaba haciendo en la protección del medioambiente.

También destacó la reconciliación que el país ha emprendido con los aborígenes, "gracias a la valiente decisión de reconocer las injusticias cometidas" contra ellos. "Este ejemplo de reconciliación ofrece esperanza a los pueblos de todo el mundo que buscan desde hace tiempo ver reconocidos sus derechos, así como su contribución a la sociedad", destacó.

Apoyar el Amazonas entre ortodoxos y católicos

También se ha convertido en uno de los grandes defensores del Amazonas al que considera el gran pulmón del planeta, que hay que preservar por encima de todos, y se unió a los esfuerzos de los ortodoxos de Brasil para llevar a cabo este cometido. En su viaje a Brasil, su conciencia ecológica destacó una vez más en sus discursos.

"Veo en nuestro compromiso común, un ejemplo de la colaboración que ortodoxos y católicos deben perseguir con constancia para responder al llamamiento de un testimonio común. Para ello es necesario que todos los cristianos cultiven en su interior aquella apertura de ánimo que dicta la caridad y hunde su raíz en la fe. De esa forma, juntos podrán ofrecer al mundo un testimonio creíble de su sentido de responsabilidad por la tutela de la creación".

El Papa espera que el simposio que se dedicara al Amazonas "llame de nuevo la atención de los pueblos y los gobiernos sobre los problemas, las necesidades y las urgencias de una región sometida a duras pruebas y amenazada en su equilibrio ecológico", y recalca que el patriarca ecuménico Bartolomé I quiso expresar con esta iniciativa "la ayuda cristiana a las poblaciones de la zona amazónica".

Comentarios 4

#1
30-07-2008 / 10:39
david
Puntuación 4

Bueno, menos mal que por lo menos cuida el medioambiente alguien. Me alegro por la Iglesia

#2
30-07-2008 / 10:40
marc
Puntuación -1

Si autoriza el uso del preservativo, vuelo a misa

#3
30-07-2008 / 17:31
fans
Puntuación 2

Creo que es la mejor iniciativa que podría tener el Vaticano, por lo menos se compromete con algo. MUY BIEN

#4
28-08-2009 / 16:15
Alex
Puntuación -2

jajaja...si permite que los curas se casen.