Desastres naturales

Muere un militar ruso en un incendio cerca del centro nuclear de Sarov

Moscú, 10 ago (EFE).- Un militar murió cuando cavaba un cortafuegos para proteger el Centro Nuclear Federal de Sarov en la región central de Nizhni Nóvgorod, informó hoy el ministerio del Interior de Rusia.

El sargento, que fue golpeado en la cabeza por un árbol que cayó tras ser pasto de las llamas, falleció en la ambulancia de camino al hospital, señaló la fuente citada por las agencias rusas.

El accidente ocurrió cuando el militar limpiaba de vegetación el perímetro de una de las instalaciones de ese centro, donde se fabricó la primera bomba nuclear soviética.

Soldados rusos han cavado en los últimos días un cortafuegos de ocho kilómetros de largo y 150 metros de ancho para proteger el centro de los incendios forestales.

Las autoridades retiraron todo el material radiactivo y explosivo por lo que no hay riesgo de accidente o fuga, según el jefe de la agencia atómica rusa, Rosatom, Serguéi Kiriyenko.

Actualmente, el centro de Sarov, antiguo Arzamás-16, acoge plantas de fabricación de armas atómicas y un instituto de física experimental, por lo que el ministerio movilizó a varios centenares de soldados para garantizar su seguridad.

Según el ministerio de Situaciones de Emergencia, en las últimas 24 horas han surgido 247 incendios y se han apagado 239 en todo el territorio nacional.

Un total de 557 focos siguen activos con una superficie de más de 174.000 hectáreas, de ellos 68 de gran tamaño, incluido 25 incendios en turbas, que abarcan casi 80.000 hectáreas.

Desde el comienzo de la temporada estival, ha habido 26.229 incendios que han arrasado 766.068 hectáreas.

Varios países contribuyen a las labores de extinción de los incendios con 394 personas, cinco aviones y cinco helicópteros.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin