Desastres naturales

Navarra reclama la "inmediata" limpieza del Ebro y ayudas extraordinarias

Pamplona, 27 feb (EFE).- El Gobierno de Navarra ha solicitado al Ejecutivo central que los daños ocasionados por las inundaciones de estos últimos días se incluyan en las ayudas extraordinarias que ya se pidieron con motivo de las avenidas del pasado mes de enero y que se acometa la limpieza "inmediata" del cauce del Ebro.

Así lo ha anunciado el consejero de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, José Javier Esparza, durante la visita que ha efectuado esta mañana a las zonas más afectadas, donde ha asegurado además que la administración foral acometerá cuanto antes las actuaciones necesarias para volver a la normalidad.

Esparza ha indicado que con motivo de las avenidas del pasado mes de enero se pidieron ayudas extraordinarias que ahora ha solicitado que se amplíen, y al respecto ha subrayado que espera una respuesta "inmediata y favorable".

Ha pedido además que el Ministerio "agilice" la tramitación ambiental necesaria para proceder a una limpieza integral del Ebro y para ello ha planteado al secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos, que a la mayor brevedad se reúna con Navarra, Aragón y La Rioja para abordar la situación del río y poner plazos a las actuaciones de limpieza.

En este sentido, Esparza ha precisado que, aunque las crecidas de los ríos son inevitables, "la limpieza del cauce contribuirá sin duda a minimizar los daños ocasionados por las avenidas".

Mientras tanto, la punta de la crecida del Ebro, el único río que todavía presenta problemas en la Comunidad, ha pasado durante la mañana por Tudela y a las 14:00 horas por Buñuel, donde la rotura de una mota preocupa por la posible afección al casco urbano.

Se prevé que en este tramo final por territorio navarro, que termina en Cortes, el caudal se mantenga en unos 2.400 m3/sg, aunque la previsión apunta que pasado el caudal máximo los niveles seguirán altos varias horas más.

Según la Agencia Navarra de Emergencias (ANE), que mantiene el nivel de alerta 1 del Plan Especial de Inundaciones, hasta el momento los desperfectos en cascos urbanos no son graves.

Sí que son numerosos las carreteras cortadas por inundaciones, desprendimientos y balsas, tres de ellas en la red principal.

La situación viaria ha obligado esta noche a la Agencia Navarra de Emergencias a coordinarse con los servicios de transporte sanitario urgente para ofrecerles rutas alternativas y personal de bomberos ha tenido que intervenir en varios puntos para el achique de agua en sótanos.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin