Desastres naturales

El expresidente de CIAF dice que Pastor le pidió no reabrir la investigación

Madrid, 3 oct (EFE).- El expresidente de la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF) Vicente Rallo ha dicho hoy al declarar en el Congreso que la exministra de Fomento Ana Pastor le pidió que no reabriera la investigación sobre el accidente de Angrois pese a la solicitud de la agencia europea.

Durante su comparecencia en la comisión parlamentaria, Rallo ha relatado que cuando en 2015 la Agencia Ferroviaria Europea (ERA, por sus siglas en inglés) emitió un informe en el que consideraba que el realizado por la CIAF no había sido independiente le propuso a Pastor una reapertura de las indagaciones "haciendo tabla rasa".

La entonces ministra le dijo que no, que el asunto estaba "acabado", aunque a él no le hubiera parecido "ninguna barbaridad" reabrir las investigaciones, según ha relatado ante los diputados quien dirigía la CIAF en 2013, cuando ocurrió el accidente con 80 fallecidos, y hasta 2016.

Varios diputados de la comisión de Fomento han alertado sobre la gravedad de esa conversación con la ministra recién relatada, mientras, en cambio, Celso Delgado (PP) ha asegurado que la declaración del expresidente de la CIAF forma parte de "infundios" y que él podía asegurar que "Pastor no ha hablado con Rallo".

Fuentes próximas a la actual presidenta del Congreso han indicado a Efe que lo dicho por Rallo es "categóricamente falso" porque esa supuesta conversación posterior al documento emitido por la ERA "nunca existió".

"Esperamos una rectificación lo antes posible y que diga la verdad", han añadido.

Durante el resto de su comparecencia el expresidente de la CIAF ha mantenido que durante las investigaciones "jamás" le llamó "nadie del ministerio" para decirle "nada que tuviera que poner en el informe".

Asimismo, Rallo ha defendido la labor independiente de la CIAF aunque fuera rebatida por la ERA.

Gabriel Rufián (ERC) ha apuntado que el informe de la CIAF es firmado por algunos técnicos que eran "los mismos que desconectaron el ERTMS", el sistema de seguridad más elevado que en la línea Ourense-Santiago se puso en marcha en 2012 pero dejó de estarlo antes del accidente en julio de 2013, cuando persistía el sistema Asfa, que requería el frenado por el maquinista.

Rallo ha admitido que "si eso fuera así, no sería independencia" y Rufián ha añadido: "Ojalá yo me lo inventara o fuera una opinión, pero es que los nombres son los mismos".

El siguiente compareciente, el actual presidente de la CIAF, Fernando Montes, ha indicado que esos técnicos a los que se refiere Rufián no formaban parte del proceso de deliberación para las conclusiones del informe, aunque figuren sus firmas.

Montes, que accedió al cargo en 2016, se ha mostrado partidario de no reabrir las investigaciones de ese accidente.

Alexandra Fernández, de En Marea-Unidos Podemos, le ha achacado que su nombramiento por el exministro Íñigo de la Serna se hiciera cuando ya era conocida su posición contraria a la reapertura de las investigaciones y Montes ha afirmado: "Al señor De la Serna no le conozco, no he hablado nunca con él".

Fernandez ha lamentado que la independencia en la CIAF se basa en "actos de fe", pues no había un control efectivo, por lo que, a su juicio, "está quedando bastante claro que la ERA tiene razón".

Odón Elorza (PSOE) ha pedido a Montes que, "por favor, reabran la investigación" del accidente para "hacer las cosas como Dios manda".

Montes ha contestado a Elorza que agradece su sugerencia, pero que la decisión corresponde al pleno de la CIAF.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin