Desastres naturales

El Alvia no habría sobrepasado el límite de velocidad con ERTMS, según Thales

Madrid, 3 oct (EFE).- El presidente de Thales España, Jesús Sánchez Bargos, ha asegurado hoy que, con el sistema de señalización ERTMS (Sistema de Gestión de Tráfico Ferroviario Europeo), el tren Alvia accidentado en Santiago en julio de 2013 no habría sobrepasado la velocidad máxima permitida en ese tramo.

Durante su comparecencia en la comisión parlamentaria, Sánchez ha relatado que, atendiendo a la tecnología y a lo que se le requiere al sistema ERTMS, no se hubiera pasado la velocidad máxima de 80 kilómetros por hora.

Evidentemente "no sabemos que podía haber pasado porque no somos adivinos", pero el ERTMS es un sistema de supervisión continúa de velocidad, de tal manera que no se puede sobrepasar la velocidad máxima del perfil adecuado de velocidades.

En el proyecto de construcción estaba previsto que se instalara el ERTMS entre Orense y Santiago, controlando la velocidad en cada tramo de la línea, pero, tras una modificación, los ocho últimos kilómetros de la misma, donde se encuentra la curva de Angrois en la que se produjo el accidente, se quedaron al amparo del sistema ASFA, con el que la responsabilidad del maquinista no es la misma, al ser mayor, ha explicado.

Todos los sistemas de señalización son de seguridad, pero no todos tienen el mismo nivel de prestación, es decir el sistema ASFA (que permite la circulación de trenes con un limité de 200 kilómetros por hora) no tiene el mismo que el ERTMS.

Para llegar a aprobar la entrada en servicios de un tramo con la seguridad requerida, lo que hay que hacer es complementar las prestaciones de seguridad de un sistema de señalización como ASFA con la normativa y las reglas de circulación.

Cuánto más moderno es un sistema y más prestaciones tiene, "se reduce y minimiza la intervención humana", ha agregado

Sánchez ha negado, por otro lado, cualquier tipo de presiones comerciales o políticas no sólo en este proyecto sino en ninguno realizado por su compañía en España.

A su juicio, la concienciación de seguridad existe a todos los niveles y hay unas líneas rojas a todo lo relativo a la señalización ferroviaria y a la seguridad que en este país "nadie está dispuesto a sobrepasar.

Evidentemente, "siempre ha habido solicitudes de cumplir los plazos establecidos" porque hay una inversión que está haciendo el Estado y la mejor manera de ponerla en rentabilidad es empezar a prestar el servicio lo antes posible. En este sentido, siempre se nos ha pedido rigor en los plazos", ha añadido.

En la Comisión de Investigación sobre el accidente ferroviario que causó 80 muertos ha intervenido hoy también Ignacio Barrón de Angoiti, expresidente de la Comisión técnico-científica para el estudio de mejoras en el sector ferroviario y exdirector del departamento de Viajeros y Alta Velocidad de la Unión Internacional de Ferrocarriles.

Barrón de Angoiti ha señalado que el sistema ferroviario español es seguro y el accidente en Angrois se debe ante todo a un fallo humano y a la conjunción de otras circunstancias.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin