Desastres naturales

El pastoreo para prevenir incendios emplea a 10.000 animales en 28 pueblos

Madrid, 10 nov (EFE).- Casi 10.000 cabezas de ganado -principalmente ovejas y cabras pero también vacas y caballos- han participado este año en el proyecto de pastoreo controlado como tratamiento preventivo contra incendios forestales en la región madrileña, donde se han visto beneficiados por esta iniciativa 28 pueblos.

Se trata de un plan de la Comunidad de Madrid, puesto en marcha en 2011, que aprovecha las labores de pastoreo para mantener limpios los montes, y que este año ha sido reforzado con una inversión de 145.450 euros, un 27,6 por ciento más que en 2017, según han indicado a Efe fuentes de la Consejería de Presidencia de la Comunidad de Madrid, departamento del que depende el proyecto.

Desde 2011 la Comunidad ha destinado cerca de 570.000 euros al pastoreo preventivo, a los que hay que sumar la inversión inicial (2011-2012) a través de la Obra Social la Caixa de 225.000 euros mediante la que arrancó el plan.

En concreto, en 2018 estas brigadas forestales de cuatro patas han estado integradas por 5.150 ovejas, 3.180 cabras, casi 1.500 vacas y un centenar de caballos.

Han sido 42 las explotaciones de ganado ovino, caprino, vacuno y equino que han participado en el proyecto, ocho más que en 2017.

Veintiocho municipios de la región se han beneficiado directamente este año del pastoreo preventivo, cuando en 2011 eran solo nueve.

Valdemaqueda, Robledo de Chavela, Alcobendas, Buitrago, San Sebastián de los Reyes, Boadilla del Monte, Braojos, Navalcarnero, San Martín de Valdeiglesias, Moralzarzal, Miraflores y El Boalo son algunos de ellos.

La ciudad de Madrid también quiere volver a contar con un rebaño para prevenir incendios y regenerar el suelo de la Casa de Campo, tal y como sucedía hasta 2008, según reiteró la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, el 21 de octubre durante la Fiesta de la Trashumancia.

Los ganaderos reciben un incentivo de hasta 50 euros por hectárea que pastorean, lo que permite un ahorro a la Comunidad de Madrid frente a las otras alternativas de prevención, como el uso de cuadrillas con motodesbrozadoras o de tractores.

"El mantenimiento mediante pastoreo de los trabajos orientados a la prevención de incendios forestales, el fomento de la coordinación entre actividad ganadera y gestión forestal y armonizar y potenciar las actividades económicas de las zonas rurales" son los objetivos de este proyecto, han destacado a Efe desde la Agencia de Seguridad y Emergencias de la Comunidad de Madrid.

La región ha cerrado la mejor campaña de incendios forestales de los últimos 20 años, que concluyó el 30 de septiembre con fuegos que carbonizaron 96 hectáreas, lo que supone un descenso del 65 % respecto a la campaña del año pasado.

La Comunidad considera que el carácter preventivo de limpieza, desbroce y tratamiento de la masa forestal de la región llevada a cabo por animales y cuadrillas humanas durante el invierno, en el que se actuó sobre una superficie de 2.861 hectáreas, y que ha supuesto un 12 % más que la pasada, contribuye a reducir los incendios.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin