Desastres naturales

El Govern lanza una campaña para frenar muertes de motoristas, con cifras estancadas

Barcelona, 13 dic (EFE).- El conseller de Interior, Miquel Buch, ha presentado hoy una campaña consistente en cinco anuncios publicitarios para frenar el número de motoristas muertos, que en este 2018 han sido hasta la fecha 39 y que en 2017 fueron 45, unas cifras que siguen "estancadas" desde el año 2010.

Así lo ha informado hoy el conseller en una rueda de prensa en la sede del Departamento en la que le han acompañado el director del Servei Català de Trànsit, Juli Gendrau, y el jefe de la división de tráfico de los Mossos d'Esquadra, Andreu Gonzàlez.

Según los datos aportados por Buch, 33 de los motoristas fallecidos en este 2018 eran varones, mientras que seis eran mujeres, y el 74 % de quienes han perdido la vida tenían entre 35 y 64 años.

Asimismo, el 56,4 % de los accidentes se produjeron en días festivos y en el 46 % de los casos el suceso se produjo sin la implicación de otro vehículo.

Buch ha relatado que las vías catalanas en las que hay más accidentes de motoristas son la C31, la NII, la B10, la B20 y la C32.

Por otra parte, ha indicado que los tres factores principales que comportan estos accidentes son las infracciones de las normas de circulación, los errores de los conductores y una velocidad inadecuada.

La citada campaña, ha detallado Buch, consistirá en cinco espacios publicitarios que se emitirán en televisión, de unos 40 segundos cada uno, en los que los protagonistas son menores de edad en sus casas y donde una voz en off hace una analogía con diversas situaciones en las que los motoristas sufren accidentes de tráfico.

Estas son: un motorista que va a velocidad excesiva y un vehículo de cuatro ruedas cuyo conductor habla por teléfono móvil; un conductor ebrio que provoca un accidente; una motorista que no va suficientemente equipada; dos conductores que se saltan un semáforo en rojo; y un motorista que arriesga adelantando coches.

Todos estas circunstancias están basadas en episodios reales de víctimas de tráfico en las carreteras catalanas y buscan que los conductores tengan "el máximo cuidado" cuando manejen el volante.

Buch ha recordado que "todo el mundo comete errores cuando conduce, pero quien más pierde es quien va en moto", y ha añadido que esta campaña publicitaria no busca "criminalizar a los motoristas, ni mucho menos", sino concienciar a los conductores.

Gonzàlez, por su parte, ha lamentado que, "a pesar de los esfuerzos" hechos por los agentes de tráfico, estos "no son capaces de contener" el número de muertes de este tipo.

Y es que según ha detallado, los motos representan el 3 % de los vehículos que circulan por las carreteras catalanas y las multas puestas a vehículos de dos ruedas representan el 2,7 % del total.

Según recoge una nota de prensa de la conselleria, desde el año 2000 han muerto en las carreteras catalanas 1.049 motoristas, mientras que 35.164 han resultado heridos de diversa gravedad.

El Departamento celebra que haya habido una reducción de algo más del 50 % con respecto a la siniestralidad del año 2000, pero alerta de que a partir de 2010 "se produce un estancamiento en la reducción y las víctimas mortales motoristas".

Por otra parte, informa de que los errores más comunes entre los motoristas son circular a una velocidad poco adecuada por un exceso de confianza, tomar las curvas con excesiva antelación, no frenar de forma correcta, invadir el carril contrario o la falta de mantenimiento de los vehículos.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin