Desastres naturales

Dos de cada tres brasileños creen que Brasil no debería privilegiar a EEUU

Sao Paulo, 27 dic (EFE).- Dos de cada tres brasileños creen que Brasil no debería decantarse por Estados Unidos en sus relaciones exteriores, una de las principales directrices diplomáticas del presidente electo del país, Jair Bolsonaro, según una encuesta divulgada hoy.

El 66 % de los entrevistados afirmaron que son contrarios a la propuesta de privilegiar los Estados Unidos en materia de política exterior en detrimento de otros países, mientras que un 15 % está "totalmente de acuerdo" con la proposición, de acuerdo con un sondeo realizado por el Instituto Datafolha.

Asimismo, un 14 % manifestó que "apoya parcialmente" un trato diferenciado para el país norteamericano, mientras el 5 % de los entrevistados no opinó.

El Instituto Datafolha entrevistó a 2.077 personas en 130 ciudades de Brasil entre los días 18 y 19 de diciembre, y el margen de error de la encuesta es de dos puntos porcentuales.

Entre los contrarios a dar primacía a EE.UU., destacan las mujeres (el 69 % frente a un 62 % de hombres) y los quienes poseen enseñanza superior, categoría en la que un 77 % de los entrevistados manifestó su discordancia.

El único grupo que se ha declarado mayoritariamente favorable a un estrechamiento preferencial, con un 53 %, es el conformado por los electores del Partido Social Liberal (PSL), liderado por el futuro jefe de Estado.

Bolsonaro, un nostálgico de la dictadura militar (1964-1985), triunfó en las elecciones del pasado octubre y será investido el 1 de enero próximo, cuando recibirá la banda presidencial de manos del actual mandatario brasileño, Michel Temer.

A lo largo de la campaña electoral y en las primeras semanas como presidente electo, Bolsonaro reiteró su deseo en estrechar los lazos con Estados Unidos, el segundo socio comercial de Brasil, por detrás solo de China, y no esconde su admiración por el mandatario estadounidense, Donald Trump.

Siguiendo los pasos de Estados Unidos, Bolsonaro ya transmitió su deseo de trasladar la embajada de Brasil de Tel Aviv a Jerusalén y la intención de acercarse también a Israel.

Tras la decisión, celebrada por la comunidad judía pero que provocó un malestar entre los países árabes, el futuro presidente de Brasil mantendrá mañana viernes un almuerzo de trabajo en Río de Janeiro con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin