Buscar


El sociólogo Robert Fishman alerta que en España "se tragan muchas mentiras"

EFE
20/01/2019 - 10:09

Barcelona, 19 ene (EFE).- El doctor en sociología y politólogo Robert Fishman ha advertido en una entrevista con Efe que "en España hay sectores extensos de la ciudadanía dispuestos a tragar y aceptar muchas mentiras" y ha acusado de ello "a una cultura posfranquista que concibe jerárquicamente la sociedad y la democracia".

Fishman, de 63 años, doctor en Sociología por la Universidad de Yale y profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Carlos III de Madrid, ha viajado a Barcelona esta semana para participar en un encuentro organizado por Cristianismo y Justicia titulado "De la posverdad a la posdemocracia".

El sociólogo estadounidense, casado con una española, cree que "esta jerarquización acaba trasladándose a los periodistas, por ejemplo, que permiten que ciertos medios les digan cómo tienen que informar y que escriben sus titulares antes de que la noticia esté escrita".

Fishman, autor del libro 'Voces de la Democracia' y 'Organización Obrera y Retorno a la Democracia en España', sostiene que "la información, la veracidad y la pluralidad de las fuentes son muy importantes" y destaca que el punto más fuerte de la defensa democrática descansa "en la capacidad de autonomía y de actuación de los propios periodistas".

"Los estados no pueden garantizar por sí solos la veracidad de la información porque cuando intervienen acaban limitando los derechos de las minorías", avisa.

Las mentiras, además, "son ahora más fáciles de propagar por internet, ya que suelen presentarse en formatos falseables, como blogs o páginas webs que parecen periódicos de verdad", alerta.

El catedrático, que está a punto de publicar un trabajo que compara la calidad de la democracia en Portugal y España, asegura que en el país luso los periodistas "tienen el derecho a difundir las noticias tal y como los periodistas las ven, mientras que en España solemos saber lo que alguien piensa políticamente por el periódico que lee".

Por otra parte, asegura que hace falta señalar "las mentiras de los que callan y no hacen nada" y pone de ejemplo al expresidente de Brasil, Fernando Henrique Cardoso, "que no hizo nada en la campaña de Bolsonaro" y por eso llama a confrontar "a los 'cardosos' de los otros países".

Como solución, el sociólogo expresa que "las redes sociales tienen que potenciar la democracia en lugar de menoscabarla" y por eso propone "encontrar nuevas fórmulas en internet para luchar contra las mentiras".

Fishman sugiere luchar contra las noticias falsas no solo con una "dieta mediática variada", sino también con "el diálogo con las personas que nos rodean y que no hacen el esfuerzo o no tienen tiempo para informarse".

Propone también que, "si uno tiene un vecino o un familiar que no se preocupa mucho por detectar las mentiras, conviene charlar con él, ya que esa conversación puede ser crucial para la democracia".

Robert Fishman también cree que "los partidos que no respetan el feminismo o el intento de reducir la desigualdad no están haciendo ningún favor a la democracia".

"Hay partidos que no respetan a otros y ponen en entredicho la legitimidad de los que no piensan como ellos, y eso es un peligro para la democracia", advierte.

Como soluciones al deterioro de las instituciones, Fishman reivindica la función de los periodistas de informar sobre la verdad y anima a las personas que se preocupen por la buena información.

Actualmente, Fishman está elaborando actualmente trabajos sobre la práctica democrática, la política y la cultura y las consecuencias de la desigualdad y ha publicado artículos en la American Sociological Review, World Politics, Politics & Society, Comparative Politics, Revista Española de Investigaciones Sociológicas, Studies in Comparative International Development, Contributions to Political Economy, y South European Society and Politics, así como en el New York Times.