Fórmula 1

Alonso mantiene contento a Ferrari con un segundo puesto

Por Alan Baldwin

BUDAPEST (Reuters) - Fernando Alonso se hizo un autorregalo de cumpleaños anticipado y mantuvo contento a Ferrari, tras terminar segundo en el Gran Premio de Hungría del domingo.

El resultado fue el mejor del año para el asturiano, después de un tercer puesto en China, y ocurrió en el circuito donde consiguió su primera victoria en la Fórmula Uno con Renault en 2003.

El año pasado, Alonso se ganó una reprimenda de Maranello en su 32 cumpleaños, el día después de terminar quinto en Hungaroring y decir a periodistas que quería el coche que tenían los otros pilotos.

Preguntado en ese momento qué planeaba hacer durante el descanso de agosto, el asturiano respondió: "Rezaré".

Esas declaraciones provocaron una conversación telefónica con el presidente de Ferrari, Luca di Montezemolo, en la que el piloto recibió oficialmente un "tirón de orejas" y ocurrió después de las especulaciones sobre el futuro de Alonso en la escudería.

El bicampeón del mundo puede esperar esta vez una conversación más efusiva con el gran jefe después de despejar las dudas sobre cualquier controversia el domingo.

"Estoy extremadamente orgulloso del equipo, extremadamente orgulloso del trabajo que hicimos hoy y muy, muy contento", dijo Alonso, que el martes cumple 33 años.

"Este podio significa mucho para mí y para todo el equipo, porque después de tantas carreras difíciles, conseguimos sacar lo mejor de todo, asumiendo también algunos riesgos, y la segunda plaza parece una victoria".

"Hacer 31 vueltas al final con neumáticos blandos usados fue un gran desafío. En ese punto, la estrategia sugería que si hacíamos una tercera parada, podríamos haber terminado cuartos, pero en su lugar decidimos correr hacia la bandera".

Preguntado sobre qué desearía este año para su cumpleaños, reconoció que sus palabras habían causado un revuelo en Italia la temporada pasada.

"Así que, este año, no voy a querer nada para el coche y desearé un feliz día a todo el mundo en Italia", dijo.

El director de Ferrari, Marco Mattiacci, que sustituyó a Stefano Domenicali en abril, sonaba ya más feliz que como lo había hecho durante un tiempo.

"El segundo puesto de Fernando es una inyección de confianza y un signo de que los esfuerzos que todo el mundo está haciendo para volver a llevar a Ferrari a lo más alto van en la dirección correcta", declaró.

"Sin embargo, tenemos que ser realistas sobre ello. Aquí, el tiempo y las condiciones de la pista nivelaron las diferencias de rendimiento y por eso no debemos engañarnos. Ahora sólo debemos volver a casa, trabajando siempre para hacerlo mejor".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin