Fórmula 1

Hamilton toma el control del campeonato después de victoria en Singapur

SINGAPUR (Reuters) - El piloto británico Lewis Hamilton logró el domingo una rotunda victoria en el Gran Prix de Singapur y le arrebató el liderazgo del campeonato a su compañero del equipo Mercedes, Nico Rosberg, luego de que el alemán se retirara por problemas en el volante.

El británico se sobrepuso a un extenso periodo con el auto de seguridad a mitad de la carrera, así como al desafío del equipo Red Bull con Sebastian Vettel y Daniel Ricciardo, para separarse por tres puntos de Rosberg faltando cinco carreras.

"Soñé anoche que esto iba a pasar (...) Sólo quiero dar unas gracias inmensas a mi equipo", dijo Hamilton durante una entrevista en el podio.

"Estaba tan emocionado, estaba buscando un fin de semana limpio (sin problemas mecánicos), y lo tuve. Siempre nos esforzamos por tener a ambos autos en la primera y segunda posición, esa era nuestra meta, así que aún hay cosas para seguir trabajando", agregó.

Detrás de Vettel y Ricciardo, que compartieron el podio con Hamilton, el español Fernando Alonso cerró un buen fin de semana para Ferrari terminando en un sólido cuarto lugar en una brumosa noche en Singapur, con el brasileño Felipe Massa cerrando los cinco primeros en su Williams.

Jean-Eric Vergne manejó con brillantez en su Toro Rosso para obtener el sexto lugar, su mejor resultado en la temporada, con el mexicano Sergio Pérez, Kimi Raikkonen, Nico Hulkenberg y Kevin Magnussen completando los diez primeros.

Para Hamilton, la carrera no podría haber salido mejor después de que llegó a Singapur 22 puntos por detrás de Rosberg y necesitado de un sólido cierre para poder mantenerse en carrera hacia un segundo título mundial tras haberse consagrado en el 2008.

Y dejó lo mejor para lo último en la calificación del sábado para reclamar la pole position a su compañero de equipo. Cuando Rosberg no logró hacer mover a su Mercedes al comienzo de la vuelta de formación, fue un mal agüero para el alemán.

Rosberg tuvo que arrancar desde la línea de pits en la parte trasera del circuito y cuando Hamilton se proyectó por la primera esquina quedó claro que se encaminaba a un récord de siete victorias en la temporada, y 29 en total, en el auto más rápido de la pista.

El alemán se retiró a los pits después de 14 vueltas cuando no pudo arrancar el auto otra vez, a pesar de otro cambio de volante.

"El volante entero simplemente no estaba funcionando, así que no tenía ninguna potencia híbrida y los cambios (...), cambiaba dos velocidades a la vez todo el tiempo y no tenía DRS (alerón trasero móvil)", dijo al canal de TV Sky Sports.

Sólo el inevitable periodo del auto de seguridad, durante siete vueltas a mitad de la carrera después del choque de Adrian Sutil con Sergio Pérez, agregó un elemento de duda. Pero Hamilton sacó brillantemente provecho de sus neumáticos para lograr la victoria por 13,5 segundos.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin