Novedades

Mercedes SLS AMG GT3: ligereza y potencia de competición

Mucho hemos hablado del arma de AMG. Descubrimos que existía hace tiempo gracias a una foto espía. Alucinamos en el circuito de Laguna Seca al comprobar su aplomo acompañados de un campeón de la DTM. Quedamos gratamente sorprendidos cuando fue declarado Safety Car en la vigente temporada de F1, y con los rumores de una versión eléctrica y otra low-cost.

Ahora, el SLS AMG , al igual que el Z4 GT3 o el Lotus Evora, se viste de competición para afrontar nuevos retos en la categoría GT3 de la FIA. Las imágenes se han filtrado a los medios de comunicación por lo que no tenemos muchos datos excepto los que se pueden extraer de las mismas.

Exteriormente, el SLS AMG tiene varias mejoras orientadas al circuito; como el uso masivo de fibra de carbono en el capó, difusor y splitter -pieza negra situada bajo el paragolpes delantero-, las enormes tomas de aire para la refrigeración de los frenos y el motor y el imprescindible y descomunal alerón trasero.

Interior diseñado para la competición

En cuanto al interior, todo lo que no es imprescindible para la competición se ha retirado. El climatizador, el navegador y la mayoría de la botones de la consola central han desaparecido para dejar paso a las inserciones en fibra de carbono y la instrumentación propia de un coche de carreras. Se han montado barras antivuelco y el volante ha sido sustituido por uno abierto en la parte de arriba. Curiosamente, las toberas del aire acondicionado que recuerdan al 350 SL Gullwing original se han respetado. También su mítica apertura de puertas y los 9 LEDs que indican el cambio de marcha como en un F1.

Por lo demás, es más o menos un SLS estándard pero -suponemos- bastante aligerado, unos 200 kilos menos. Motor V8 de seis litros y 571 CV de potencia. Hay rumores de que el GT3 podría estrenar el nuevo motor V8 5.5 litros de Mercedes con los mismos caballos pero con menos emisiones pero de momento son sólo eso: rumores. No tiene mucho sentido jubilar el "viejo" 6.3 en un coche de competición si no es para aumentar las prestaciones.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin