Buscar


El Supremo rechaza el recurso de la Comunidad sobre las escuelas con nombre de zarzuela

EFE
24/05/2013 - 16:50
Más noticias sobre:

Madrid, 24 may (EFE).- El Tribunal Supremo ha rechazado el recurso interpuesto por la Comunidad contra una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que anulaba la denominación de 22 escuelas infantiles con títulos de zarzuela, a la que se oponía el Ayuntamiento de Madrid, que recurrió estas designaciones.

La sección cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Supremo desestima el recurso de casación interpuesto por la Comunidad de Madrid contra una sentencia de diciembre de 2012 del TSJM, que anulaba el decreto que se regulaba la denominación de 25 escuelas infantiles de nueva creación de la Comunidad, 22 de ellas en Madrid.

El fallo previo del TSJM se derivó de un recurso contencioso-administrativo interpuesto por la delegada de Familia y Asuntos Sociales del Ayuntamiento de Madrid contra la resolución de la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid que denegaba el requerimiento municipal para que los nuevos centros fueran denominados de acuerdo a su propuesta, como venía siendo habitual.

El Ayuntamiento reclamaba en el mismo la modificación del decreto que regulaba la creación de las 25 escuelas, ubicadas en los municipios de Madrid, Alcorcón, Griñón y Paracuellos del Jarama.

A raíz de este recurso, el TSJM estimó parcialmente la reclamación del Ayuntamiento, al considerar que tanto el decreto -en su apartado sobre la denominación de las escuelas- como la resolución administrativa que denegaba el recurso municipal no eran ajustados a derecho.

En concreto, el TSJM indicaba en su fallo que la Comunidad había incurrido en dos defectos: que no había consultado previamente al Consejo Escolar y que no había motivado la "disconformidad" con los nombres sugeridos por los ayuntamientos.

La sentencia del TSJM recogía además que la Comunidad no puede alegar que al tratarse de escuelas de nueva creación no existía consejo escolar, "pues la atribución de una denominación ha de producirse en el momento en que se crea la escuela".

Por ello, la sentencia del TSJM planteaba "la anulación de las denominaciones de las escuelas infantiles del Ayuntamiento de Madrid establecidas en el decreto 50/2010".

"No existe en el decreto justificación alguna de la decisión de atribuir a las escuelas un nombre que nada tiene que ver con los propuestos por el Ayuntamiento, luego no podemos concluir que el decreto, que se aparta de un informe que ha de ser favorable, carece en este punto de la más mínima motivación, debiendo por ello ser anulado", rezaba la sentencia.

La Comunidad de Madrid esgrimió en su recurso ante el Supremo que el reglamento orgánico en que se motivó la sentencia del TSJM no es de aplicación los casos de las 25 escuelas, al no tratarse de centros de titularidad estatal.

También argumentó que "si la creación (de escuelas) es competencia autonómica, parece lógico que la denominación que se otorgue a tales escuelas sea una parte de dicho proceso".

En la sentencia, fechada a 10 de mayo y a la que ha tenido acceso EFE, el Supremo no atiende ninguno de estos dos motivos, al considerar de aplicación el reglamento orgánico, que establece que la inscripción de la denominación se debe realizar "a propuesta del Consejo Escolar y con informe favorable del Ayuntamiento".

La sentencia recuerda que, tras estas diferencias con el Ayuntamiento de Madrid, la Comunidad de Madrid modificó en 2012 el sistema de denominación de los centros a través del decreto 40/2012, que establece que la competencia corresponde al Consejo de Gobierno del Ejecutivo regional y que los ayuntamientos pueden realizar una "propuesta no vinculante".

El Supremo impone a la Comunidad las costas procesales del recurso de casación.

Las 22 escuelas infantiles de nueva construcción recibieron nombres como La Corte del Faraón, El Barberillo de Lavapies, La Chulapona, La Rosa del Azafrán, Doña Francisquita, La Gran Vía, La Verbena de la Paloma, La del Soto del Parral, La Alegría de la Huerta, La del Manojo de Rosas, Las Leandras y La Revoltosa.