Educacion

Decenas de personas se manifiestan en la UCM contra el cierre de la capilla

Madrid, 18 jul (EFE).- Decenas de personas se han manifestado hoy frente a la Facultad de Filosofía de la Universidad Complutense de Madrid contra el cierre de la actual capilla para su traslado a otra ubicación dentro del mismo edificio, que el Arzobispado de Madrid considera "insuficiente e inadecuada".

Este traslado, que fue acordado el año pasado por la junta de la facultad por "necesidades docentes", según la Universidad Complutense, ha enfrentado al decano de la facultad, Luis Enrique Otero, con grupos de estudiantes católicos.

La capilla permanece cerrada desde el pasado lunes y, desde entonces, varios alumnos han permanecido a las puertas de la misma, donde han hecho vigilias y han pasado incluso la noche para protestar por su cierre.

María, una alumna de Arqueología de 22 años, ha contado a Efe que lo único que los estudiantes quieren es "seguir teniendo un espacio para rezar" y ha advertido de que no se irán de las puertas de la capilla de la facultad mientras "el Santísimo esté dentro".

"Ellos (la dirección) pueden negociar lo que quieran con el Arzobispado, eso a nosotros no nos importa, lo único que queremos es que mientras tanto abran la capilla porque tienen a nuestro Dios secuestrado", ha señalado.

Tras una concentración a las puertas de la facultad en la que se ha coreado "Otero, inquisidor" y "Decano mamarracho, alquila tu despacho", los manifestantes han accedido al interior del edificio hasta la puerta de la capilla, cuyo cerrojo ha sido cambiado, para rezar.

Posteriormente, han accedido al pasillo donde se encuentra el despacho de Otero al grito de "Decano, dimisión" y "Reapertura de la capilla, ya".

Los grupos católicos que se han manifestado hoy han enmarcado el cierre de la capilla de la facultad en "acto de precampaña" debido a las elecciones que se celebrarán en la universidad en los próximos meses.

El presidente de la Asociación Católica Hazteoir.org, Ignacio Arsuaga, ha insistido en que se trata de un "ataque a la libertad religiosa" de los estudiantes y ha añadido que "el anticlericalismo está pasado de moda" y "no tiene sentido que el rector, para ganarse el voto de la ultraizquierda, cierre esta capilla".

Arsuaga también se ha mostrado insatisfecho con la reubicación de la capilla en otro lugar pues, según ha declarado, los cinco emplazamientos alternativos ofrecidos por el decanatos son todos "escondidos, pequeños y alejados".

Por su parte, la presidenta de Nuevas Generaciones de Madrid, Ana Isabel Pérez, ha criticado, en declaraciones a Efe, que la decisión se haya tomado en el mes de julio, algo que, según ha dicho, no es "nada espontáneo" y lo hacen para aprovechar que no hay alumnos y evitar los enfrentamientos.

Según ha afirmado, estos enfrentamientos es sólo entre el conglomerado católico y el decanato porque no existen problemas entre el resto del alumnado, sean de la ideología que sean.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin