Educacion

Cortan la calle Alcalá para protestar contra la eliminación de las plazas gratuitas

Madrid, 10 sep (EFE).- Un millar de personas, entre educadores infantiles, padres y niños, han cortado hoy durante cerca de dos horas la madrileña calle de Alcalá, donde se encuentra la sede de la Consejería de Educación, para protestar "contra la decisión de eliminar las plazas gratuitas de las escuelas infantiles públicas".

Convocada por CCOO, UGT y la Junta de Portavoces de los centros educativos, la concentración tenía como fin también denunciar "la arbitrariedad en la designación de directores", ya que, hasta ahora, los directores eran elegidos por el Consejo Escolar de la escuela infantil.

Sin embargo, la Consejería de Educación madrileña determinará quién asume la dirección del centro, según ha explicado a Efe uno de los integrantes de la Junta de Portavoces, Miguel Ángel Díaz.

Díaz ha denunciado que esta medida que, en su opinión, supone el "fin de la participación y de la independencia" de los centros, ya se ha puesto en marcha con la destitución el pasado agosto de seis directoras de centros infantiles por haber manifestado una actitud crítica hacia la medidas educativas del Gobierno de Esperanza Aguirre, como el Decreto de Mínimos para el primer ciclo de Educación Infantil.

Entre los manifestantes han destacado los padres de los alumnos de la escuela infantil El Tomillar, situada en el municipio de Torrelodones, quienes vestidos tan sólo con pañales protestaron por la destitución de la directora del centro.

Una de las madres ha explicado a Efe que la Asociación de Padres y Madres de Alumnos del centro mantuvo una reunión el pasado lunes con un representante de la Consejería de Educación, quien les señaló que la anterior directora, que llevaba en el cargo 18 años, fue destituida por que "no representa a la Administración".

Para el presidente de la Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos (FAPA) Francisco Giner de los Ríos, José Luis Pazos, quien también ha participado en la concentración de Alcalá, ha indicado que las decisiones de la Comunidad son "represalias" contra quienes han mostrado una actitud crítica contra la política educativa madrileña, tal y como le ha ocurrido a esta asociación con la medida regional de desalojar su sede social, ha afirmado.

La portavoz de los socialistas en la Asamblea de Madrid, Maru Menéndez, acompañada por la portavoz de Educación Fátima Peinado, y por el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, David Lucas, ha propuesto a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, que "en lugar de hacer negocio con todos los servicios públicos, poner precio al acceso a una plaza de infantil pública que antes era gratuita y rebajar los criterios de calidad, ponga en marcha una buena red de escuelas infantiles que dé cobertura a las más de 30.000 familias que se han quedado sin plaza".

En la misma línea, David Lucas ha pedido al alcalde del Ayuntamiento de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, que movilice recursos para, de este modo, cubrir las necesidades que la Comunidad no asume y, resolver el problema de los 15.000 niños madrileños que no tienen acceso a educación infantil en la ciudad.

También, la portavoz de Izquierda Unida en el Parlamento madrileño, Inés Sabanés, así como la representante de Educación del grupo parlamentario, Eulalia Vaquero, han mostrado su apoyo a los convocantes.

Para Sabanés, la ley educativa de la Comunidad se rige por "motivos ideológicos y sectarios", por lo que exige la rectificación de la "actitud" de la Administración regional.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin