Educacion

La Comunidad de Madrid proporcionará un hogar estable a los menores tutelados

Madrid, 22 nov (EFE).- La Comunidad de Madrid fomentará el acogimiento familiar para menores tutelados fortaleciendo para ello el programa de apoyo y refuerzo a las familias acogedoras.

Así lo ha explicado el consejero de Políticas Sociales y Familia, Carlos Izquierdo, en la presentación del Plan de Infancia y Adolescencia de la Comunidad de Madrid 2017-2021, que cuenta con 230 medidas y un presupuesto de 1.988 millones de euros.

El número de menores residentes en la región asciende 1,18 millones, que representan el 18,4 por ciento de la población madrileña.

Los objetivos del Ejecutivo autonómico son construir una sociedad más amable con la infancia, proteger los derechos básicos de los niños y adolescentes, reconocer sus obligaciones para mejorar su calidad de vida y atender de manera prioritaria a niños y adolescentes con carencias materiales y en situación de pobreza.

Prestar atención a la salud de los menores y prevenir conductas no saludables, dar atención preferente a niños y adolescentes en situaciones de especial vulnerabilidad, mejorar la calidad de la gestión y evaluar los resultados también figuran entre los objetivos del documento.

Entre las medidas, destaca el fomento del acogimiento familiar en sus distintas modalidades (en familia extensa o en familia seleccionada).

También se impulsarán los programas actualmente en marcha, como el que contempla el apoyo a acogimiento de especial dificultad o el de acogimiento temporal.

Dentro de las acciones contempladas por la Comunidad se encuentra también la creación del carnet de acogedor familiar, que proporcionará ventajas de transporte en la región.

Otra de las medidas será la creación de un pasaporte de museos, que tiene como objetivo incentivar las visitas de los menores, premiando a los que completen los recorridos previstos.

También se ofrecerá un asesoramiento específico a través de un equipo de apoyo a todos los centros educativos contra el acoso escolar.

Igualmente, el plan también está dirigido a prevenir la violencia juvenil mediante un programa específico de intervención, cuidando especialmente las edades de inicio entre los 11 y 13 años.

Carlos Izquierdo ha puesto en valor que "este plan es fruto del diálogo, la colaboración y el trabajo de todos".

El documento se ha elaborado en cuatro fases: el análisis de la situación de los niños y adolescentes; un proceso de participación en el más de 800 menores y 120 entidades de iniciativa social han aportado su opinión; la elaboración del borrador y la información al Consejo de Infancia y Adolescencia de la Comunidad de Madrid.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin