Educacion

La UAM, la Carlos III y Universidad de Alcalá, entre las mejores europeas en docencia

Madrid, 16 jul (EFE).- La Universidad Autónoma de Madrid (UAM), la Carlos III (UC3M) y la Universidad de Alcalá de Henares (UAH) se sitúan entre las 75 mejores universidades de Europa por la calidad de su docencia, según la clasificación Times Higher Education Europe Teaching 2018.

En este nuevo ranking, centrado en la enseñanza y el aprendizaje, figuran 242 universidades de ocho países europeos, y la UAM es la primera madrileña de la lista, en el puesto 22 en docencia excelente, seguida de la Carlos III y la Universidad de Alcalá, que a su vez están empatadas a punto en el puesto 51.

La Universidad de Navarra es la primera española, en octava posición, seguida de la Universidad de Barcelona en la 19 y la Autónoma de Barcelona en el puesto 20.

Se abordan trece indicadores sobre cuestiones esenciales relacionadas con la calidad de la enseñanza, como la interacción con el profesorado, las oportunidad de desarrollo profesional o la calidad de los servicios universitarios.

Tras la UAM en la posición 22, siguen la Pompeu Fabra en la 42, y a continuación otras veinticuatro universidades empatadas a punto entre los puestos 51 al 75, entre ellas la UAH, la UC3M, la Pontificia de Comillas, la Universidad de Sevilla y la de Zaragoza.

A continuación, también empatadas en el puesto 76 figuran la Complutense de Madrid (UCM), la Politécnica de Valencia, la Rovira y Virgili, y la Universidad de Valencia, entre un total de catorce universidades que completan las cien primeras de la clasificación.

La clasificación tiene en cuenta los resultados de la Encuesta Europea de Estudiantes de Times Higher Education (THE), realizada a más de 30.000 universitarios en diez países sobre siete de los 13 indicadores de este ránking, explica la Carlos III en una nota.

Los indicadores de rendimiento se dividen en cuatro categorías: el compromiso (conexión de la universidad con sus estudiantes); los recursos (capacidad para impartir docencia de manera efectiva), los resultados (reputación de los estudios, desarrollo de habilidades y tasa de graduación), y entorno de aprendizaje (equilibrio de género entre estudiantes y docentes).

Los datos proceden de diversas fuentes: las propias universidades, sus páginas web, bases de datos bibliométricas, encuestas de reputación, institutos estadísticos oficiales y organismos ministeriales de los diferentes países, añade la nota.

Sus métricas se han diseñado, según THE, para responder a "las preguntas más habituales que se plantean los estudiantes y sus familias a la hora de tomar una decisión tan relevante como en quién confiar su educación", y los resultados se presentaron recientemente en la cumbre THE en Glasgow.

"Ninguna otra clasificación internacional se centra exclusivamente en la enseñanza y el aprendizaje, colocando en su corazón las necesidades de los estudiantes", según THE que la califica como "una primicia mundial importante, que ofrece una nueva perspectiva muy necesaria sobre la excelencia en la educación superior", concluye.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin