Estados Unidos

El sospechoso de matar a Trayvon Martin ha sido acusado de asesinato

Acusan de asesinato al sospechoso de matar a Trayvon Martin. Foto: EFE

Una fiscal especial en Florida acusó el miércoles al voluntario de una patrulla ciudadana George Zimmerman de asesinato en segundo grado en la muerte por disparos del joven negro Trayvon Martin, que estaba desarmado, en una decisión que llevaban semanas pidiendo los manifestantes en un caso de tinte racial que ha dividido a Estados Unidos.

Zimmerman, de 28 años y que había estado en paradero desconocido, llegó bajo arresto a la cárcel del condado de Seminole tras entregarse. Las autoridades le escoltaron de un todoterreno negro a la prisión con una chaqueta que le ocultaba la cara. Su nuevo abogado defensor dijo que se declarará no culpable y que el jueves podría celebrarse una vista para determinar la fianza.

La decisión de la fiscal especial Angela Corey de acusar a Zimmerman, que es blanco e hispano, se produjo 45 días después del fatal tiroteo en una tranquila urbanización vallada en Sanford, en el centro de Florida.

Actuado en defensa propia

La policía había declinado arrestar a Zimmerman basándose en su versión de que habría actuado en defensa propia, y la polémica ley "Stand your ground" (que podría traducirse como "Mantente firme"), provocando manifestaciones en defensa de los derechos civiles en todo el país.

"Puedo decirles que no tomamos esta decisión a la ligera", dijo Corey en una rueda de prensa en Jacksonville tras presentar contra Zimmerman el cargo penal más grave posible que no implica premeditación.

"Déjenme subrayar que no acusamos en función de presión pública o por petición. Acusamos basándonos en los hechos de un caso dado, así como en las leyes del estado de Florida", afirmó.

Disparo en el pecho

Martin, de 17 años, volvía a casa de la prometida de su padre cuando Zimmerman le vio y le consideró sospechoso, llamando a la policía y desoyendo su consejo de que dejara de seguir al adolescente.

Zimmerman dijo a la policía que estaba caminando de vuelta a su camioneta cuando Martin le atacó, tumbándole de un puñetazo en la nariz. El padre y el hermano del acusado han dicho que Martin golpeó después la cabeza de Martin contra el pavimento varias veces. Zimmerman sacó entonces una pistola de 9 milímetros para la que tenía licencia y le disparó una vez en el pecho.

Los testigos oyeron gritos de ayuda y un disparo, sonidos capturados por las llamadas a emergencias de los vecinos. No está claro quién es el que grita. Los padres de Martin dijeron reconocer la voz como la de su hijo, mientras que el hermano de Zimmerman juró que era su hermano pidiendo ayuda.

Distintas versiones

La tormenta de protestas iniciada por el caso ha obligado al jefe de policía de Sanford a dimitir y al fiscal asignado por defecto a inhibirse del caso, lo que llevó al nombramiento de Corey.

Las distintas versiones del tiroteo han sido minuciosamente analizadas en televisión, ocupado titulares y reabierto el debate sobre las armas, las leyes de defensa propia y lo que significa ser negro en EEUU.

El tiroteo recibió una escasa atención de los medios al principio, pero los padres de Martin, que están divorciados, y sus abogados, pidieron repetidas veces que Zimmerman fuera detenido. Eso llevó a un frenesí mediático, indignados mensajes en Internet de famosos y al comentario del presidente, Barack Obama, que dijo que "Si tuviera un hijo, se parecería a Trayvon".

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin