Buscar

Ciberataques y ciberespionaje, sustitutos del terrorismo como primera amenaza en EEUU

EP
12/03/2013 - 18:37
Foto: Archivo

Los ciberataques y el ciberespionaje han sustituido al terrorismo como la mayor amenaza que sufre en la actualidad Estados Unidos, según han asegurado este martes las agencias y organizaciones de Inteligencia del país.

Sin embargo, el director de la oficina gubernamental de Inteligencia Nacional, James Clapper, ha afirmado que no se esperan ataques cibernéticos destructivos en un futuro a corto plazo. Clapper ha presentado en el Senado el documento anual en el que agrupa las principales amenazas a las que se enfrenta el país.

En los informes remitidos al Senado en 2011 y 2012, el terrorismo figuraba como la principal amenaza de Estados Unidos. Entre los principales argumentos que han llevado al ciberespionaje al primer lugar, figura el hecho de que la tecnología está evolucionando tan rápido que es difícil guardar en secreto las innovaciones.

"En algunos casos, el mundo utiliza las tecnologías digitales antes de que podamos entender las implicaciones de seguridad que tienen para mitigar los riesgos potenciales", ha indicado Clapper. Sin embargo, el asesor de Inteligencia ha señalado que existe una "oportunidad remota" de que en los próximos dos años se produzca un "gran ciberataque contra una infraestructura estadounidense vital", como una planta eléctrica.

En el archivo, también aparecen las amenazas de Corea del Norte, la proliferación de armas nucleares y otras cuestiones económicas y otras a nivel regional, como el mantenimiento de las protestas en las regiones de Oriente Próximo y el norte de África. El documento incluye las amenazas de una transición política en Cuba y la acaparación de materias primas por parte de China.

Enriquecimiento de uranio

En el caso de Irán, la comunidad de Inteligencia estadounidense destaca los progresos en el enriquecimiento de uranio y los avances en el desarrollo de misiles de largo alcance, pero indica que Teherán aún no ha decidido si desarrollará una bomba atómica. En el caso de Siria, las agencias subrayan que "se ha acelerado" la erosión en el Gobierno del presidente, Bashar al Assad, en su intento por mantenerse en el poder tras dos años del inicio del conflicto.

Clapper también menciona la posibilidad de que Al Qaeda en la Península Arábiga realice ataques en suelo estadounidense, aunque ha destacado que ya ha fracasado en otras ocasiones ante este objetivo. En Estados Unidos, los "extremistas violentos nacionales" seguirán reclutando nuevo adeptos, aunque estos "continuarán intentado realizar menos de diez ataques por año".

En el caso de la red Al Qaeda, que ahora dirige Aiman al Zawahiri tras la muerte en mayo de 2011 de Usama bin Laden, está tan "reducida" que "es probable que el grupo sea incapaz de llevar a cabo un ataque complejo y a gran escala en occidente. En Afganistán, Clapper ha indicado que los talibán pueden ser capaces de acabar con los logros conseguidos por los aliados.


Comentarios 0