Estados Unidos

Obama asegura que no pedirá perdón por preocuparse por las filtraciones que afecten a la seguridad nacional

Obama en rueda de prensa en la Casa Blanca. Reuters

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha asegurado este jueves que no pedirá perdón por preocuparse por las filtraciones de datos a la prensa que puedan comprometer la seguridad nacional estadounidense o poner en riesgo a personal militar.

Obama ha expresado su total confianza en el fiscal general, Eric Holder, y ha declinado pronunciarse sobre la polémica por la investigación del Departamento de Justicia sobre los registros de llamadas de la agencia de noticias AP, que forma parte de una investigación judicial por una información que reveló datos de una operación de la CIA que frustró un atentado de Al Qaeda contra un avión con destino a Estados Unidos.

"Las filtraciones relacionadas con seguridad nacional pueden poner a personas en riesgo", ha afirmado Obama, en rueda de prensa. "Por lo que no voy a pedir perdón y no creo que el pueblo americano espere de mí, como comandante en jefe, que no esté preocupado por la información que pueda comprometer misiones militares o incluso pueda llevar a que alguien muera", ha explicado.

Obama ha querido subrayar, además, que apoya que se reabra el debate para recuperar una ley de protección de los medios de comunicación que permita encontrar un equilibrio entre la libertad de información y los riesgos para la seguridad nacional.

"Por su extensión, este caso ha provocado un nuevo interés en cómo gestionamos ese balance adecuadamente y creo que ahora es el momento de seguir adelante y revista esa legislación", ha indicado el presidente estadounidense.

comentariosWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin