Estados Unidos

Obama, una máquina de hacer dinero que aterroriza a los republicanos

Hace apenas unas semanas, la campaña del senador republicano, John McCain, alardeaba de que el candidato contaba con más dinero en el bolsillo que su contrincante demócrata, Barack Obama, que se disputaba las demócratas con Hillary Clinton. Sin embargo, si se echa un vistazo a la recaudación amasada por el hipnótico senador de Illinois, todo indica que los republicanos tienen poco que hacer de cara a las elecciones presidenciales.

Durante el pasado mes de abril, la campaña de Obama se embolsó un total de 272 millones de dólares (172 millones de euros) para las primarias, mientras que su por entonces contrincante Hillary Clinton sumó un total de 200 millones de dólares (126 millones de euros). Con la ex primera dama fuera de la contienda electoral, el equipo de Obama ya se ha puesto manos a la obra para convencer a los donantes de la senadora de Nueva York para que financien el resto de su carrera electoral.

De hecho, el elegido demócrata se reuniría con su comité financiero nacional el próximo 19 de junio en Chicago para invitar a los principales caza fortunas y donantes de la mujer del ex presidente Bill Clinton a sumarse al equipo del joven senador de Illinois. Las primeras estimaciones apuntan que mediante esta colaboración se podrían recaudar entre 50 y 75 millones de dólares (31 y 47 millones de euros) para Obama y una cantidad aún mayor para el Partido Demócrata.

Diferencias abismales

Aunque el senador no contase con el apoyo de todos los donantes de Clinton, sólo con que los suyos invirtieran la modesta cantidad de 250 dólares por persona, Obama se encontraría con un total de 375 millones de dólares durante los dos últimos meses de campaña, tras la celebración de la convención liberal en Denver en agosto. Eso supondría un total de 186 millones de dólares al mes, frente a los escuetos 85 millones de dólares de McCain, dado que el ex combatiente de Vietnam accedió a utilizar dinero público para financiar su campaña. A día de hoy McCain cuenta con 122 millones de dólares.

Al fin y al cabo, Obama cuenta con cerca de 1,5 millones de personas que han donado dinero para su campaña, mientras que McCain no termina de calar hondo con sus donantes, que tan sólo alcanzan unos cientos de miles.

Con las cuentas corrientes bien saneadas, el senador demócrata podría apretar las tuercas de su contrincante, especialmente en los conocidos como los estados swing, aquellos que no tienen una tradición política clara como Ohio y Florida. Pese a que McCain está interesado en captar a los votantes de Clinton, la mayoría ciudadanos de clase trabajadora, Obama cuenta con la posibilidad de poder establecer descomunales campañas en Virginia, Carolina del Norte, Georgia o Nuevo México, incluso en Arizona, estado del que McCain es senador. Al menos así lo reconocía la web Político.com.

Según el Grupo de Análisis Mediático de Campaña, el candidato demócrata ha invertido un total de 75 millones de dólares en anuncios televisivos, una cifra claramente superior a los 11 millones de McCain. La inversión en esta clase de promoción resulta esencial para darse a conocer.

Desde que McCain se asegurase la nominación de su partido en la carrera presidencial, no ha habido incrementos en sus recaudaciones electorales, algo que preocupa a los expertos. Pese a la entrada en juego del presidente Bush, el número de donantes no se ha disparado y sigue siendo escaso. Al fin y al cabo, McCain sigue siendo demasiado independiente y su intento por desmarcarse del sector más conservador podría pasarle factura.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Internet Explorer 8
A Favor
En Contra

Con la cantidad de dinero que tiene Obama como no gane es pa matarle

Puntuación 0
#1