Estados Unidos

La CIA se deja material explosivo bajo el capó de un autobús escolar tras un entrenamiento

El logo de la CIA. Imagen: archivo

Un autobús escolar del estadounidense condado de Loudoun ha estado durante dos días transportando a estudiantes de primaria y secundaria con material explosivo adherido a su motor. Un material que la propia CIA había olvidado en ese lugar tras un entrenamiento realizado en las instalaciones de la escuela.

Todo sucedió hace una semana, durante las vacaciones de primavera, cuando agentes del departamento antiexplosivos de la CIA acudieron a una escuela del condado de Loudoun, la Briar Woods High School, para entrenarse. Entre otros ejercicios, colocaron explosivos bajo el capó de un autobús para entrenar a los perros en su detección mediante el olor.

Pero según la propia CIA y las autoridades locales, al finalizar todos los ejercicios los agentes, y a pesar de que los perros habían logrado detectarla, se olvidaron de recoger el material que habían dejado bajo el capó del autobús porque se había deslizado y escondido a bastante profundidad entre los elementos del motor. Tras esto, el autocar fue utilizado durante dos días para transportar a los escolares de sus casa a la escuela y viceversa, según recoge The Washington Post.

Sin embargo, y pesar de que no ha querido revelar exactamente qué tipo de material habían dejado adherido al motor del vehículo, la CIA ha asegurado que en ningún momento estuvo en riesgo la vida de los escolares. Así, ha explicado brevemente que se trataba de un "tipo de masilla" utilizada en la demolición de edificios o en el campo de batalla y para cuya detonación es necesario un mando o detonador especial.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin