Estados Unidos

McCain podría sufrir un escarmiento electoral tras el rechazo del plan de rescate

El candidato republicano a la Casa Blanca montó un verdadero escándalo la semana pasada al paralizar su campaña y viajar urgentemente a Washington para intentar dar una salida al plan de rescate financiero de la administración Bush. Su aparente heroicismo ató, quizás demasiado, su persona a un proyecto de ley de los más impopular, tanto en el Capitolio como a lo largo y ancho del país.

Su contrincante, el demócrata, Barack Obama, se mostró mucho más cauto y prefirió mantener la calma. Cuando el lunes se presentó el plan definitivo en el Congreso, John McCain se autodenominó como un hombre de acción, un republicano a lo Teddy Roosevelt que no amedrenta en los momentos de crisis.

Su papel para construir un lazo bipartidista que diese su bendición al proyecto le situó directamente en el disparadero.

"Fui a Washington la semana pasada para asegurarme que los contribuyentes eran tenidos en cuenta en un plan para solucionar los errores de Wall Street", dijo durante un acto electoral en Ohio.

Sin proyecto de ley

Sin embargo, el lunes los miembros de su propio partido, 133 legisladores republicanos para ser exactos, aniquilaron el proyecto de ley y dejaron a su candidato presidencial en evidencia. De hecho, la encuesta diaria de Gallup otorgaba ayer una ventaja de seis puntos al senador de Illinois sobre el veterano de Vietnam.

Según un sondeo realizado por el periódico USA Today en colaboración con Gallup, el 78 por ciento de los norteamericanos cree que debería aprobarse un rescate, eso sí, exigen cambios significativos sobre el plan de 110 páginas y un coste aproximado de 700.000 millones de dólares presentado por la administración Bush. Otra encuesta realizada por Bloomberg y Los Ángeles Times reconocía que el 55 por ciento de los americanos se muestran en contra de utilizar sus impuestos para rescatar a Wall Street.

Con las cifras sobre la mesa, Richard A. Viguerie, uno de los fundadores del movimiento conservador moderno, manifestó que los 133 congresistas republicanos que votaron contra el plan "serán recordados como unos héroes". "No perdieron la cabeza cuando otros comenzaron a asustar a los ciudadanos para apoyar una propuesta sin pies ni cabeza", añadió. Viguerie también alabó a los 95 legisladores demócratas que se opuesieron a la medida.

Stephen McKenney, un abogado de la Gran Manzana, apuntó que "el gobierno está diseñado para representarnos, tenemos que tener en cuenta que nostros elegimos a los legisladores y debemos influenciarlos". Desde el arbero político, el representante conservador de California, Darrell Issa explicó que "mis compañeros no están enfadados con Nancy Pelosi, están enfadados con Ben Bernanke, Henry Paulson y Chris Cox", los capitanes de la Reserva Federal, el Tesoro de EE.UU y la Comisión de Mercados, respectivamente.

Por su parte, juega en la sombra pero seguro un papel para resolver este desaguisado. Ayer realizó diversas llamadas entre los congresistas demócrata que se opuesieron al rescate, cerca de 95, para intentar convencerles de que reconsiderasen la propuesta. Eso sí, la campaña del senador demócrata no dio más explicaciones sobre el asunto.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Webmessenger
A Favor
En Contra

Obama presidente, creo que cada vez esta mas claro quien va a ser presidente de los EEUU

Puntuación 0
#1