Buscar

La marca Obama estimula por sí sola la economía de EEUU

José Luis de Haro
19/01/2009 - 14:32

¿Pagaría usted 101.000 dólares (unos 76.000 euros) por hacerse con un destartalado Chrysler 300C? Seguramente no. Pero ¿y si el antiguo propietario fuera Barack Obama, el primer presidente afroamericano de la historia de Estados Unidos?

No es ninguna broma. A falta de 24 horas para que el demócrata recoja oficialmente el testigo en Washington DC, el nombre del 44 mandatario del país es sinónimo de prosperidad. Si no, sólo hace falta dirgirse al portal online eBay, donde su antiguo coche se cambia a precio de oro.

Obama: una máquina de hacer dinero

De un tiempo a esta parte Obama no sólo se ha convertido en símbolo de los derechos civiles en todo el mundo, sino también se ha transformado en una verdadera máquina de marketing. En plena recesión económica y con una tasa de paro situada en el 7,2 por ciento, la nueva Administración trabaja mano a mano con los legisladores en el Congreso para aprobar lo antes posible un plan de estímulo que costará 825.000 millones de dólares (620.800 millones de euros).

Sin embargo, el propio carisma de Obama podría inyectar cerca de 2.500 millones de dólares (1.880 millones de euros) a diversas industrias estadounidenses en su primer año en el Despacho Oval. Al fin y al cabo, hay que reconocer que Obama vende.

Una imagen que explotar sin restricciones

Desde zapatillas de deporte o bebidas, hasta tener un bar con su nombre Sweet Home Obama en Indonesia, país donde pasó parte de su infancia. Dado que el nuevo presidente es una figura pública, no existe ninguna restricción intelectual en el uso de su nombre, por lo que las posibilidades son infinitas y distintos sectores de la economía norteamericana ya han comenzado a sacar tajada del asunto. De hecho, Ken Strasma, consultor de imagen demócrata y fundador de Strategic Telemetry, reconoce que "ningún presidente en la historia de EEUU ha tenido esta capacidad de ventas".

Una de las primeras industrias en sacar tajada del asunto ha sido la alimenticia. Desde cereales O(de Obama) hasta latas de cola 'Yes, we can', se han convertido en referentes de muchos supermercados. La marca de café 'People´s' ha sacado al mercado una mezcla aromatizada con el nombre del mandatario que en dos meses ha ingresado más de 200.000 dólares en beneficios ( 150.500 millones de euros). Para aquellos que les gusten los cocktails, en la Gran Manazana, el bar Lola is Soul ofrece Obamatinis por 15 dólares la unidad (unos 11 euros). Los expertos estiman que la marca Obama podría lograr ventas en este sector por valor de 200 millones de dólares (150 millones de euros) a lo largo del año.

Safari en Kenya

Por supuesto, la multiculturalidad del afroamericano ha supuesto un filón para las agencias de turismo. El touroperador neoyorquino 2Afrika ofrece el "Safari de Herencia Presidencial en Kenya" por tan sólo 2.999 dólares (2.560 euros) por persona. De hecho el país africano espera aumentar su turismo en un 15 por ciento dadas las raíces keniatas del padre de Obama. En Chicago, los turistas pueden subirse a bordo del "Autobús Presidencial" y visitar los lugares favoritos del que fuera senador de Illinois. Así, la industria turística de EEUU podría embolsarse más de 300 millones de dólares (225 millones de euros) gracias al nuevo mandatario.

Pero el punto fuerte del demócrata está en su 'merchandising'. Sólo en la tienda online Amazon se pueden encontrar más de 1.700 productos con el nombre de Obama, entre tazas, libros, camisetas y joyería. Los márgenes de beneficio son considerables ya que una camiseta cuesta entre 5 y 7 dólares (4 y 5 euros) y se vende a 25 dólares (19 euros) al público. Marshal Cohen, analista jefe de NPD, reconoció a la revista Portfolio que el merchandising de Obama ha vendido lo mismo durante los últimos meses que cualquiera de las mejores marcas de EEUU. Por eso, sólo en los productos de merchandising que lleven su nombre podrían alcanzar ventas por valor de 2.000 millones (unos 1.500 millones de euros).

Hasta la alicaída industria de la prensa ha conseguido reanimar sus ventas poniendo a Obama en sus portadas. 'The Washington Post' vende en sus páginas todo tipo de artilugios relacionados con el nuevo presidente mientras permite a sus lectores enviar mensajes a Obama al módico precio de 10 dólares la unidad (unos 8 euros). Ni que decir tiene que las ediciones especiales de diarios y revistas relacionadas con el mandatario han vendido millones de copias.

Comentarios 0