Elecciones Estados Unidos 2016

El Air Force One que quiere mantener Donald Trump ya volaba con Ronald Reagan

  • La fabricación del nuevo avión costaría más de 4.000 millones de dólares
  • El Air Force One cuenta con especiales medidas de seguridad para el presidente
Donald Trump, presidente electo de Estados Unidos. Imagen: Reuters

Donald Trump, presidente electo de Estados Unidos, ha anunciado este martes que cancelará una orden para fabricar un nuevo modelo del avión presidencial conocido como Air Force One y que, según sostiene, costaría más de 4.000 millones de dólares. Se trata de un Boeing 747, el modelo que, en sus distintas versiones, se ha venido utilizando para dar servicio al presidente de Estados Unidos y que cuenta con especiales medidas de seguridad y equipos sofisticados.

De los dos aviones Air Force One que actualmente están en uso, uno ha volado desde que Ronald Reagan era presidente y el otro fue entregado en 1990 durante la presidencia de George H.W. Bush. Ambos se han vuelto cada vez más difíciles de mantener por su antigüedad. De hecho, Trump ya los criticó en varias ocasiones al referirse a ellos como "muy viejos" cuyo consumo de energía es "muy elevado". Ahora, la idea es que el modelo 747-8 reemplace al 747-200.

Los aviones actuales tienen 371 metros cuadrados de espacio interior. El nuevo modelo podría viajar un campo adicional de casi 1.600 kilómetros sin reabastecer combustible, volar más rápido con un peso de despegue más pesado y obtener una mejor economía de combustible que el 747-200 que se utiliza para los actuales Air Force Ones.

Trump hizo el anuncio en un mensaje por la red social Twitter, y aseguró que los costos ligados al nuevo programa del Air Force One "están fuera de control". "¡Que se cancele la orden!", agregó en su mensaje. Reafirmó la idea en breves declaraciones a los periodistas en la Torre Trump, en una rara aparición del presidente electo ante los reporteros que hacen guardia en ese lugar desde hace varias semanas.

"Queremos que Boeing haga un montón de dinero, pero no tanto", afirmó Trump. Boeing lleva más de medio siglo sirviendo a los presidentes de Estados Unidos de turno con sus modelos 747 del Air Force One.

Por el momento, se desconoce si los contratos que se firmaron para la fabricación del nuevo avión presidencial establecen penalizaciones en caso de que se cancele la orden.

Ucrania le ofrece un regalo

El principal fabricante aeronáutico ucraniano, Antonov, ofreció el miércoles a Donald Trump construirle su próximo Air Force One, después de las quejas que expresó el presidente electo estadounidense sobre los costos que ha presupuestado Boeing.

La sugerencia, con tono irónico, apareció en la cuenta Twitter del fabricante.

"@realDonaldTrump ¿Quizás debería considerar a #Antonov como el próximo Air Force One?" señaló el fabricante.

Boeing explicó posteriormente que no hay ningún contrato de ese tipo y que solo había recibido 170 millones de dólares para "determinar las capacidades" de una nueva flota presidencial.

Antonov es el constructor del mayor avión de carga del mundo, el An-225 Mriya.