Buscar

Sevilla.- Políticos y familiares rinden homenaje a Jiménez-Becerril y su esposa en el 11º aniversario de su asesinato

30/01/2009 - 19:56

"No hay un palmo de tierra en el País Vasco que valga la vida de mi hermano", afirma Teresa Jiménez-Becerril

"No hay un palmo de tierra en el País Vasco que valga la vida de mi hermano", afirma Teresa Jiménez-Becerril

SEVILLA, 30 (EUROPA PRESS)

Políticos y familiares del matrimonio sevillano asesinado por ETA el 30 de enero de 1998, el concejal del PP Alberto Jiménez-Becerril y la procuradora Ascensión García, rindieron homenaje hoy en el undécimo aniversario de su muerte.

La jornada comenzó con una misa oficiada por el cardenal arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo, a las 17.00 horas en la Capilla Real de la Catedral de Sevilla, a la que asistió una amplia representación municipal, dirigentes del PP, amigos y familiares entre los que se encontraban los tres hijos del matrimonio.

En su homilía, Amigo Vallejo afirmó que "han pasado once años pero el paso del tiempo no podrá pagar nunca el precio de tanto dolor" y agregó que "el tiempo se convierte en memoria y la memoria en reconocimiento a unas personas que por ser servidores de todos pagaron con su misma vida el bien que hacían".

Así, calificó el asesinato de Alberto y Ascen de "un acto de profunda injusticia", que "no puede quedar nunca en el olvido", y lamentó que "el ruido de aquellos disparos continúan resonando en los oídos de los que estamos tan cerca del lugar donde se cometió un crimen tan execrable".

"Han pasado once años, ellos murieron pero su vida permanece entre nosotros y pedimos a Dios por su eterno descanso", concluyó el cardenal, quien consideró que "sólo la palabra de Dios puede dar respuesta".

Tras la misa, se procedió a la tradicional ofrenda floral en la calle Don Remondo, donde el matrimonio cayó abatido a tiros por los terroristas, a la que acudieron, entre otros familiares, los hermanos de Jiménez-Becerril, Teresa y Francisco, la madre de Ascensión García y los hijos de la pareja, que contaban con cuatro, cinco y nueve años cuando perdieron a sus padres, que regresaban a casa tras tomar unas copas con amigos.

Además, en representación del PP, estuvieron presentes el europarlamentario Jaime Mayor Oreja; el presidente del PP-A, Javier Arenas; el secretario general del PP-A, Antonio Sanz; el presidente del PP de Sevilla, José Luis Sanz; la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez; la ex alcaldesa de Sevilla, Soledad Becerril; y el portavoz popular en el Ayuntamiento, Juan Ignacio Zoido, junto al actual Grupo Municipal del PP.

Asimismo, presidió el acto el primer edil hispalense, Alfredo Sánchez Monteseirín, que acudió acompañado de la presidenta del Pleno del Ayuntamiento, Rosamar Prieto-Castro, el primer teniente de alcalde y portavoz de IU, Antonio Rodrigo Torrijos, y los concejales Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, Nieves Hernández, Francisco Fernández y Eva Patricia Bueno.

Tras la colocación de una corona de flores bajo la placa que recuerda al matrimonio en la calle Don Remondo, la hermana del que fuera concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Sevilla gobernado por Soledad Becerril digirió unas palabras de homenaje a Alberto y Ascensión que arrancaron las lágrimas de sus hijos, que escuchaban atentos las palabras de su tía.

"Los años pasan pero el deseo de justicia y libertad están intactos, igual que el dolor", comenzó Teresa, quien se dirigió a los terroristas para recordarles que "esto es Sevilla, aquí no tenemos miedo, somos libres y decimos la verdad, sin escolta, esto no es Mondragón ni ninguno de esos municipios donde tienen los gobernantes que se merecen".

Asimismo, quiso pedir "justicia para quienes no respetaron la vida" de su hermano y confió en que "nunca más haya un Gobierno que premie a los terroristas por no matarnos", además de recordar que "la única verdad es que esa noche ETA dejó a tres niños sin sus padres".

"VIVA ASCEN, ALBERTO, LA LIBERTAD Y ESPAÑA"

"No hay un palmo de tierra en el País Vasco que valga la vida de mi hermano", sentenció Jiménez-Becerril, quien admitió que "no hay un sólo día" en que no se pregunte "por qué" y concluyó su discurso diciendo: "Viva Ascen, viva Alberto, viva la libertad y viva España".

A continuación, el alcalde definió a los terroristas como "peritos del dolor" y destacó que pese a todo "ni han podido ni van a poder con la democracia". Por tanto, apostó por luchar con "todos los mecanismos del Estado de Derecho" y aseguró que "en nuestra idea de España caben todas las ideologías e identidades, pero no recurrir al crimen para defender ninguna idea".

Del mismo modo, garantizó que "en 30 años ETA está más débil que nunca aunque aún tenga capacidad de matar" y enumeró los últimos atentados mortales de la banda terrorista desde la ruptura de la tregua con la explosión de la terminal T-4 de Barajas. "La democracia es lo suficientemente fuerte para ganar este batalla", concluyó.


Contenido patrocinado

Otras noticias