Buscar

Afiliados a la ONCE visitan las instalaciones y trenes 100% accesibles de Metro de Málaga

4/12/2019 - 15:34

Metro de Málaga celebró este miércoles una jornada de puertas abiertas para afiliados de la ONCE en la que recibió la visita institucional de una delegación de directivos y técnicos de esta organización, con el fin de mostrar sus instalaciones 100% accesibles.

La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, y el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, acompañaron a esta representación de la ONCE.

Carazo informó sobre los últimos hitos del Metro de Málaga: la finalización de las excavaciones del segundo nivel del túnel entre Guadalmedina y Atarazanas y el establecimiento de un nuevo récord de viajeros en un día, registrado el pasado viernes coincidiendo con la celebración del Black Friday.

La jornada empezó en la estación de metro de El Perchel, donde acudió una representación de la ONCE encabezada por su delegado territorial en Andalucía, Cristóbal Martínez.

Prosiguió en metro hasta la estación de Barbarela, donde se comprobaron las medidas implantadas en materia de accesibilidad tanto en las estaciones como en los trenes.

Según la ONCE, el Metro de Málaga se convirtió en 2018 en el primer suburbano de España en conseguir la certificación AENOR en la gestión de la accesibilidad universal. No se trata solamente de la eliminación de las barreras arquitectónicas, sino de un nuevo concepto de accesibilidad, en el que la organización del metro se adapta para dar servicio a todos los usuarios, con independencia de las características o discapacidades que puedan tener.

La concesionaria cuenta con un departamento de Accesibilidad, Medio Ambiente e I+D+i, que ha dotado de personal específico y de presupuesto propio. Entre las medidas aplicadas, Metro de Málaga utiliza bandas con contraste de color en diferentes elementos de las estaciones, de manera que se da mayor visibilidad para ayudar al tránsito de usuarios hacia los trenes o hacia las salidas de las estaciones. También se han instalado algunos elementos específicos como apoyos isquiáticos, puertas de apertura automática en la oficina de atención al cliente o bucles de inducción magnética.

El Metro de Málaga, además, consta de estaciones amplias y diáfanas, adecuadamente iluminadas; tiene ascensores en todas las estaciones soterradas, desde el nivel de calle hasta los andenes; cuenta con caminos podotáctiles y puertas de ancho especial en los tornos, así como trenes de piso bajo y máquinas expendedoras adaptadas.