Buscar

Las diez leyes más polémicas de la historia de la democracia española

Antonio Papell
7:16 - 4/03/2009

Durante los 30 años de democracia, numerosas leyes han ido adaptando la realidad legal a la realidad social. En muchas ocasiones, las nuevas leyes han generado grandes polémicas, que hoy, con la distancia, resultan difíciles de entender.

Reforma fiscal del 78. La ley de medidas urgentes de Reforma Fiscal de 1978 supuso en este ámbito una actuación tan relevante como la ley de Reforma Política en la fundación del régimen democrático. Francisco Fernández Ordóñez, ministro de Hacienda con Adolfo Suárez, impulsó la nueva norma que creaba un régimen fiscal que todavía perdura en lo sustancial.

A partir de aquella ley, muy progresista y que imponía criterios de redistribución mediante impuestos directos -el IRPF especialmente-, todos los ciudadanos comenzamos a sostener a escote el nuevo Estado.


Ley del divorcio. Ley 30/1981, de 7 de julio, por la que se modifica la regulación del matrimonio en el Código Civil y se determina el procedimiento a seguir en las causas de nulidad, separación y divorcio, estableció la ruptura matrimonial civil, que tan sólo había sido reconocida durante el período republicano.

La Iglesia y la derecha protestaron airadamente -incluso el sector democristiano del partido del Gobierno, la UCD, estuvo a punto de romper la baraja-... pero cuando llegó al poder el PP ni siquiera se planteó volver atrás.


Reforma del código penal para despenalizar la interrupción voluntaria del embarazo: ley del aborto. La reforma se realizó mediante la ley orgánica 9/1985, de reforma del artículo 417 bis del Código Penal, que estableció los conocidos tres supuestos. Era una ley de indicaciones, que va a ser próximamente sustituida por una ley de plazos. También levantó en su momento gran oposición, incluso después de ser declarada constitucional por el Tribunal Constitucional; sin embargo, tampoco el PP se planteó modificarla en sus dos legislaturas.


El Estatuto de Autonomía del País Vasco en 1979. Su elaboración fue trabajosa pues los políticos vascos pretendían incluir Navarra en el Estatuto. Los partidos navarros se opusieron radicalmente. Desarrollaba la disposición transitoria segunda de la Constitución sobre los territorios históricos, y supuso de hecho una descentralización profunda, que fue objetada por amplios sectores de opinión. El sistema del concierto y el cupo otorgó plena autonomía fiscal a la comunidad.


La LOAPA de 1982. La Ley Orgánica de Armonización del Proceso Autonómico, más conocida como LOAPA, fue una ley orgánica aprobada por las Cortes Españolas el 30 de junio de 1982 merced un pacto subscrito entre el PSOE y la UCD.

Aunque se acepta generalmente que la idea surgió tras el Golpe de Estado del 23 de febrero merced un informe del abogado Eduardo García de Enterría, la iniciativa ya fue esbozada en el discurso de investidura de Leopoldo Calvo-Sotelo el 18 de febrero de 1981 (por lo tanto antes de la intentona golpista).

En agosto de 1983 el Tribunal Constitucional negó el carácter orgánico y armonizador de la ley, declarando inconstitucional 14 de los 38 artículos de la Ley. Con la parte que se salvó se aprobó la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (LOFCA), que todavía rige actualmente aunque ha sido modificada innumerables veces (cada vez que se reforma el modelo de financiación autonómica).


La LOGSE de 1990. La Ley Orgánica General del Sistema Educativo (LOGSE), de 3 de octubre de 1990, fue una ley educativa integral promulgada por el gobierno socialista que sustituyó a la Ley General de Educación de 1970. Ha sido derogada por la Ley Orgánica de Educación (LOE), en el año 2006.

Fue una ley muy positiva, con pretensiones modernizadoras del sistema educativo, qque sin embargo adoptó criterios que ya estaban periclitando en Europa. Muy criticada, ha sido sin embargo el fundamento del andamiaje de la enseñanza obligatoria de nuestro país.


La reforma del Estatuto catalán. El nuevo Estatuto de autonomía de 2006 que sustituye al Estatuto de Sau de 1979 fue aprobado por las Cortes Generales y posteriormente refrendado por los ciudadanos de Cataluña el 18 de junio de 2006.

Acentúa el autogobierno y establece una bilateralidad que acerca la norma a las que regulan la autonomía de los territorios forales. Muy controvertido por los elementos soberanistas que contiene, ha sido objeto de varios recursos de inconstitucionalidad que todavía no se han resuelto.


Ley del matrimonio gay. La ley que reformaba el Código Civil para autorizar el matrimonio entre personas del mismo sexo fue publicada el 2 de julio de 2005.La tramitación de esta ley fue conflictiva, a pesar del apoyo del 66% de los españoles al matrimonio homosexual. Las autoridades católicas en particular se opusieron a esta ley, temiendo un debilitamiento del término matrimonio.

Otras asociaciones también expresaron su preocupación sobre la posibilidad de que las personas homosexuales pudieran adoptar menores. Manifestaciones a favor y en contra de la ley congregaron a miles de personas de toda España. Tras su aprobación, el Partido Popular presentó un recurso contra la ley en el Tribunal Constitucional, que aún no se ha resuelto.


La ley de Partidos, que impidió la actividad política de las organizaciones vinculadas políticamente a la organización terrorista ETA. La Ley Orgánica 6/2002, de 27 de junio, de Partidos Políticos, llamada Ley de Partidos fue aprobada el 27 de junio de 2002, y fue el resultado de un pacto antiterrorista suscrito por el PP, entonces en el Gobierno, y por el PSOE.

La aprobación de dicha ley se realizó con los votos a favor de PP, PSOE, CIU, CC y el Partido Andalucista, lo que sumaban 304 votos favorables (Gaspar Llamazares, de Izquierda Unida votó también a favor, por error). Hubo 16 votos en contra y ninguna abstención.

En la exposición de motivos se aclara que dicha norma tiene como objetivo "garantizar" el funcionamiento del sistema democrático "impidiendo que un partido político pueda, de forma reiterada y grave, atentar contra ese régimen democrático de libertades, justificar el racismo y la xenofobia o apoyar políticamente la violencia y las actividades de las bandas terroristas".


La ley integral contra la Violencia de Género. La Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, fue el primer proyecto legislativo aprobado por las Cortes Generales tras la victoria del PSOE en las elecciones generales de 14 de marzo de 2004.

Dicha ley busca dar respuesta al grave problema de la violencia doméstica que cada año se cobra múltiples víctimas. La ley refunde muchas normas anteriores y establece la discriminación jurídica positiva a favor de la mujer, que ya tiene el refrendo del Tribunal Constitucional: los delitos cometidos por hombres contra mujeres tienen una calificación especial, más grave.


Comentarios 2

#1
06-03-2009 / 09:46
Kike
Puntuación 0

La ley contra la violencia de género es basura. ¿Ésta es la igualdad que persigue el Ministerio de "des"igualdad? Menuda panda de cínicos. ¿Porqué es mas grave que un hombre agreda a una mujer, que una mujer agreda a un hombre? Es que son especiales? Tienen mas derechos? Menuda igualdad que fomenta ésta gentuza. La violencia ha de ser castigada siempre, con igual contundencia. No creo que deba depender del sexo del agresor. Me parece patético.

#2
03-04-2009 / 17:09
mariposa.
Puntuación 5

pero si te das cuenta ... los indices de violencia del hombre hacia la mujer son mucho mayores eso es lo que hace que se elaboren leyes que protejan de verdad a la mujer... aun asi las estadisticas no reflejan la realidad por q hay un alto numero de casos de violencia que no se denuncian ... es por eso y realmente lo patetico es q gente como tu hable de esta manera.