España

El Defensor del Pueblo: "El sistema educativo español debe imponer disciplina y autoridad"

El Defensor del Pueblo, Enrique Múgica

El Defensor del Pueblo, Enrique Múgica, manifestó hoy que el "tuteo a los profesores es la introducción a una falta de respeto", y exigió que se imponga "disciplina y autoridad" en las aulas del sistema educativo español.

Tras presentar en el Congreso de los Diputados el informe sobre las actividades de la Institución en 2008, Múgica señaló que los alumnos deberían tratar de usted a los profesores en vez de tutearles.

"Cuando éramos pequeños, los profesores nos llamaban de usted a los que éramos niños y los niños, por supuesto, llamábamos de usted a los profesores. Se establecía la necesaria diferencia que debe existir entre el enseñante y el enseñado. Y eso hay que aceptarlo", aseveró.

Actitudes irracionales

Para Múgica, "afortunadamente los viejos tiempos del autoritarismo han desaparecido bajo la libertad", pero "la autoridad hay que mantenerla" en las clases y para ello es necesario "imponer una disciplina", que, precisó, debe estar "alejada del autoritarismo".

En relación con los incidentes violentos de Pozuelo, el Defensor del Pueblo recalcó que estos hechos "deben ser estudiados con rigor" y alertó de que se está produciendo "un desbordamiento en sectores amplios de la juventud de actitudes apasionadas e irracionales como consecuencia de la pérdida de valores que afectan a nuestra sociedad". Asimismo, agregó que la institución que preside ha recibido quejas "de varias partes de España" por los botellones que hacen los jóvenes.

Divertirse sin molestar

Según Múgica, "todos somos culpables" de los incidentes de Pozuelo, los primeros los propios jóvenes implicados en los disturbios, "que tienen que tener la racionalidad suficiente para saber divertirse sin molestar ni atacar a los demás" y, en segundo lugar, los padres y las familias.

En tercer lugar, los profesores, que también son responsables pero "en menor grado", según Múgica, quien añadió que "es difícil" que los maestros hagan bien su trabajo "si no se ven amparados por el respeto de los padres".

En este sentido, destacó que hace años, "cuando los padres recibían una nota del Colegio diciendo que el comportamiento de su hijo había sido malo y debía ser modificado, los padres lo aceptaban y trataban de remediarlo haciendo caso de lo que decían los enseñantes".

"Ahora -agregó-, hay muchos padres que consideran que el profesor es culpable de lo que hace el alumno. A partir de esa actitud todo es posible", advirtió.

Ante esta realidad, el Defensor del Pueblo pidió "un gran diálogo nacional" en las Cortes sobre la educación para analizar "hasta donde se va a llegar". "Esta sociedad democrática tendrá que diferenciar el libertinaje de la libertad", sentenció.

comentariosforum2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin

forum Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Cefe
A Favor
En Contra

A un mueble teñido sucesivamente con colores oscuros, es muy difícil volver a darle el color natural de la madera.

Un sistema educativo, cuya función es la formación de la persona a traves del la intrucción, el aprendizaje y la práctica, una vez que se ha degradado es MUY DIFÍCIL regenerarlo, imposible, en este estado socio-político.

Antes del 70, el Sistema Educativo tenía muchos defectos, pero la cultura del esfuerzo y del premio al trabajo, subyacía, y un título académico era algo parecido a un título nobiliario conseguido con el esfuerzo personal.

Llegó Villar-Palasín y con él se inció un proceso de degradación, el esfuerzo se redujo y el sistema no incrementó su eficiencia.

Allá por el 1984, se dieron las primeras pinceladas de gilipollez: por ejemplo, si un alumno molestaba y no dejaba dar clase, ya no se le podía expulsar del aula, por que tenía "derecho a la educación", aunque el "ejercicio de ese derecho" supusiese la negación del mismo para todos los otros 30 0 35 alumnos de la clase.

Asi la cosa fue degenerando en la segunda mitad de los 80 y primeros años de los 90, que es cuando ese engendro llamado LOGSE, ese disparate rouseauniano cuyos fracasos ya se habían puesto en evidencia en países como Inglaterra -- el famoso pufo de la famosa comprehesive school--, o en Suecia, se vendió a la nación como algo que vovería al país del revés. Desde luego que lo volvió. Desterro la cultura del esfuerzo, del trabajo y del rigor fue expulsada de las aulas para meter en ellas la neguecultura del ocio, la marrullería, la desidia-procrastinación, el todo da igual, los vicios. etc.

Los hongos procedentes de tal cadaver social, empezaron a verse por doquier, pero, al principio se negaron, y se tachaba de facha y reaccionario al que osase decir lo obvio.

LLegó el PP, y no hizo nada en su primer mandato, en el segundo, intentó arreglar con un parche de sor Virginia, un cancer galopante.

Incluso el parche pepero, le pareció mal al iluminado que tomó el poder en 2004, que volvió a recuperar las esencias de la LOGSE, llamándola ahora LOE.

Hoy, el cancer se extiende, sus manifestaciones y síntomas ya no se pueden negar: datos del nivel de nuestros escolares dados por organismos internacionales, juegos de nuestros adolescentes que pueden llegar a matar a colegas, los eventos de Pozuelo de hace unos días, la kale-borroka (aunque esté fenómeno es el fruto de dos disparates concatenados), una "selectividad" que no selecciona. ¿Cuál sería realmente el nivel de fracaso escolar si el metro con el que se mide no fuera de goma?

Vamos rumbo a la autodestrucción ¿se puede arreglar esto? Parece que ya, incluso los creadores-implementadores del disparate, empiezan a admitir lo trivial, ese es el primer paso, pero quedan por dar mil más hasta ponernos a la altura que estabamos en los 60s del siglo pasado, y desde esa posición, otros dos mil más para ponernos al la altura de Corea, China o Japón. ¿Cuanto tiempo nos costaría?

Puntuación 1
#1
Fernando Calvo Pérez
A Favor
En Contra

Bien dicho y analizado pero llega tarde, pues le recuerdo que una gran culpa en la indisciplina de las aulas la tiene la LOGSE y el querer terminar con cualquier grado de disciplina en las aulas desde el 1982, por eso digo que llegan tarde las críticas al sistema educativo.

Puntuación 0
#2