España

Lieja inaugura la estación de tren diseñada por Calatrava después de doce años de construcción

Doce años después de que comenzaran los trabajos para su construcción, la estación de tren de alta velocidad de la ciudad valona de Lieja, diseñada por el arquitecto e ingeniero español Santiago Calatrava, se inaugurará hoy y funcionará a pleno rendimiento a partir de este sábado, con cerca de 33.000 pasajeros diarios.

La nueva estación Guillemins-TGV en realidad viene a sustituir a la que ya existía en el mismo enclave, pero que no estaba preparada para la alta velocidad. Por ello una de las principales dificultades ha sido "construir una estación completamente nueva, mientras los trenes no dejaban de pasar", explicó en rueda de prensa el director general del grupo ferroviario belga (SNCB-Holding), Vincent Bourlard.

Con un coste total de 445 millones de euros --el presupuesto inicial se fijó en 200 millones-- se ha levantado la nueva estación y renovado la estructura ferroviaria.

"Sé que parece que (la terminal) aún está en obras. Es cierto, aún está en obras", bromeó Bourlard. "Pero no olviden que la fecha de estreno es el sábado", zanjó el responsable de SNCB, para justificar que los operarios aún trabajan en la estación.

Cambiará el aspecto de la ciudad

El resultado tras más de doce años de obras es, en palabras de Calatrava, un lugar "abierto y permeable" a su entorno que "no supone un obstáculo", sino que "puede contribuir a cambiar la fisionomía de la ciudad" y a su desarrollo urbano.

Se trata de una terminal "protegida" por una cubierta abovedada en vidrio y acero de 33.000 m2, que "flota" sobre la base de hormigón y que "sigue la curva natural" de la colina de Cointe que limita con la estación.

El hormigón, el acero y el vidrio son los materiales esenciales de esta construcción en la que Calatrava también ha empleado la piedra caliza azul, tradicionalmente utilizada en Bélgica, como muestra de que comprende "la personalidad y especificidades" de la ciudad.

Además, utilizó la luz natural y el espacio como dos materiales más con los que dar "confort" a los usuarios y crear un "escaparate" a la ciudad para los viajeros. A este respecto, Calatrava señaló que la estación "no tiene fachadas al estilo tradicional" para permitir una suerte de interconexión entre el interior y el exterior de la terminal, y que es el techo voladizo el que protegerá a los usuarios de las inclemencias del tiempo.

Unir los dos barrios

Calatrava también tenía claro que no quería que su proyecto se convirtiera en una "barrera" entre un lado y otro de la ciudad. Para ello planteó una estación que "uniera" el centro de la ciudad con el barrio de Guillemins, degradado con el tiempo después de que quedara "encerrado" entre las vías del tren y una autovía, cuando la vieja estación partió en dos la ciudad.

La nueva estación incluye a Lieja en la red de alta velocidad europea que une ciudades como Ámsterdam, Londres y París. La infraestructura dispone de un aparcamiento para 800 vehículos, pasarelas peatonales de acceso y una galería comercial iluminada con luz natural a pesar de estar bajo las vías del tren.

comentariosforumWhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin