España

El gerente del Consorcio de Joyería demandará a la ex empleada que dijo haber descubierto irregularidades

El gerente del Consorcio Escuela de Joyería de Córdoba, José Antonio López Gomáriz, "está estudiando ejercer acciones penales, por suplantación de personalidad, falsedad documental e injurias", contra la ex empleada del Consorcio que afirma haber sido despedida por haber descubierto diversas irregularidades en dicho organismo.

CÓRDOBA, 2 (EUROPA PRESS)

Según dijeron hoy a Europa Press fuentes del Consorcio de Joyería, dicha ex empleada "se hacía pasar por responsable de una asesoría a la que supuestamente se le encomendó la realización de una auditoría interna del Consorcio, lo cual nunca ocurrió, para así pedir a alguna institución pública certificados de asistencia o no asistencia" de López Gomáriz "a reuniones sobre temas relacionados con el Consorcio".

Ello tiene que ver con la denuncia pública hecha por el secretario general del PP de Córdoba, Federico Cabello de Alba, de que López Gomáriz habría cobrado dietas por desplazamientos que nunca se produjeron, según los escritos y certificados a los que accedieron los populares y que forman parte de la documentación aportada por la mencionada ex empleada en la demanda que ésta presentó, por despido improcedente, contra el Consorcio de Joyería, que todavía está pendiente de juicio.

En dicha documentación se incluyen también datos relativos a otras supuestas irregularidades, de las que el PP acusa al gerente del Consorcio, tales como que su mujer recibió un curso de inglés, financiado con fondos europeos, que estaba destinado sólo a profesores y alumnas del Consorcio, lo cual ya negó López Gomáriz, afirmando que en la vista judicial por el despido se demostrará "el uso indebido, totalmente sacado de contexto, la manera ilícita de como se ha conseguido, así como, la falsedad de algún documento de los presentados" públicamente por el PP.

De hecho, los documentos donde se relacionan las dietas por viajes cobradas por López Gomáriz "los redactó, precisamente, la ex empleada que ahora afirma que tales viajes no se produjeron", o que se pagó, como expertas en joyería, a una pescadera y a una zapatera, para dar conferencias a las alumnas del Consorcio, cuando resulta que ambas mujeres "son pequeñas empresarias y sólo hablaron a las alumnas sobre su experiencia como emprendedoras, en general".

FACTURAS POR PINS DE UGT

En la documentación aportada por la ex empleada del Consorcio en su demanda por despido, según detallaron las mismas fuentes, también se incluyen "facturas supuestamente pagadas a dos empresas privadas del sector joyero por la realización de unos pins, encargados por el sindicato UGT, pero que fueron elaborados por alumnos del Consorcio, cuando lo cierto es que sí que hubo una primera remesa de 900 pins, cuya realización constituyó parte de la formación práctica de los alumnos del Consorcio, y lo que es falso es que por estos primeros 900 pins UGT pagara a ninguna empresa joyera".

Fue después, por la realización de nuevas remesas de pins, cuando sí que UGT encargó y pagó a dos empresas privadas la elaboración de dichas nuevas remesas de pins, cuya fabricación había solicitado el sindicato de nuevo al Consorcio (de cuyo consejo rector forma parte UGT), pero desde este organismo dependiente de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía se le derivó, ya desde la segunda ocasión, al sector privado.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin