Buscar

El FEES de 2010 financiará 161 proyectos de carácter social, medioambiental y de mejora de la Administración

1/01/2010 - 10:45

El Ayuntamiento calculará los empleos necesarios para ejecutar cada obra y no adjudicará los contratos a quien 'hinche' sus ofertas

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

El nuevo Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local (FEES), heredero del FEIL para el año 2010, permitirá financiar 161 proyecto de carácter social, medioambiental y de mejora de la Administración gracias a la inversión de 347 millones de euros en Madrid, de los que 277,76 millones irán a nuevas inversiones mientras los restantes 69,61 millones se usarán para cubrir gasto ordinario.

En concreto, habrá quince nuevos equipamientos sociales, educativos, culturales y deportivos (47,66 millones) repartidos entre Centro, Arganzuela, Tetuán, Moncloa-Aravaca, Latina, Moratalaz, Ciudad Lineal, Vicálvaro y Puente de Vallecas.

Entre otras cosas, se construirá un Centro de Interpretación de la Naturaleza e Historia del Río Manzanares, circuitos deportivos para mayores, centros sociales o pistas de patinaje en el parque de la Arganzuela.

Además, se harán trabajos de acondicionamiento, adecuación y mejora en centros sociales, educativos, culturales y deportivos por 82,84 millones de euros. Entre otros, se beneficiarán de este dinero las Escuelas Pías, el Conde Duque, la Escuela de Cerámica, el Fernán Gómez o el Mercado de Ibiza.

Para sostenibilidad urbana, transporte poco contaminante y seguridad vial habrá 41,84 millones de euros, mientras que para la protección y conservación del patrimonio histórico y paisajístico habrá 31,67 millones de euros, de los que 702.000 euros se destinarán a la construcción de un monumento en memoria de las víctimas del 11 de marzo en el Pozo del Tío Raimundo.

También se reservarán 21,81 millones a la eficiencia en la gestión de recursos hídricos y otras redes de suministro de agua; otros 89 millones para promoción de la actividad económica y emprendedora; 6,31 millones más para promover el ahorro, la eficiencia energética y el uso de energías renovables; 4,55 millones para la mejora de accesos y la eliminación de barreras arquitectónicas; 4,3 millones para recuperar y conservar áreas naturales; y 5,75 millones para modernizar tecnológicamente la administración electrónica.

GASTO SOCIAL

De estos proyectos de inversión, 44 iniciativas por valor de 11,63 millones de euros serán gestionadas directamente por los distritos, que atenderán fundamentalmente inversiones de instalaciones deportivas, centros culturales y de educación infantil, y atención social a mayores.

Por otra parte, el 20 por ciento del FEES puede ser empleado en financiar gasto ordinario, con lo que el Consistorio destinará 51,59 millones a servicios de dependencia como centros de día o atención domiciliaria; otros 5,5 millones a la atención a personas sin hogar con centros de acogida y la Campaña del Frío; y 5,78 millones más para familia, con los centros de apoyo o los puntos de encuentro familiar.

Asimismo, el Samur Social se llevará 4,2 millones de euros, mientras que los centros de atención a adolescentes y jóvenes contarán con 1,4 millones de euros más, así como un millón adicional para centros de atención social a mujeres.

Los proyectos elegidos han sido consensuados con el PSOE y con la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM), CEIM, UGT, CC.OO. y las organizaciones integrantes del Consejo Local para el Desarrollo y el Empleo.

Según aseguró Gallardón, "el desarrollo del FEES no generará casi molestias a los vecinos", fundamentalmente porque de los ocho proyectos del área de Obras y Espacios Públicos "sólo dos afectarán a la vida de la ciudad", en concreto la plataforma de autobuses en la avenida de Córdoba y el intercambiador de Canillejas.

REQUISITOS

Aunque este nuevo fondo funcionará prácticamente igual que el anterior, se han introducido algunos requisitos nuevos a la hora de adjudicar las obras. Así, los pliegos de los proyectos introducirán indicadores relevantes para ver la contribución al fomento del empleo y se fijará como condición especial que los nuevos trabajadores estén parados, sobre todo si son de larga duración, y que sean contratados a través de las Oficinas de Empleo, lo que incluye a autónomos.

Además, se fijará un "umbral de temeridad y fórmulas asintóticas para la valoración del criterio de adjudicación relativo al empleo para disuadir a las empresas de sobredimensionar el número de personas adscritas a la ejecución de las obras para evitar los contratos de corta duración y el empleo precario.

También se exigirá a las empresas la planificación de la incorporación a la obra del personal de nueva contratación para controlar las desviaciones que puedan darse respecto al compromiso inicial. Todas estas condiciones se harán extensibles a los subcontratistas.

Las obras financiadas con el FEES deberán estar terminadas el 31 de diciembre de 2010, y para poder ser incluidas en este listado debían ajustarse a la tipología del Fondo, es decir, referirse a construcción o adaptación de infraestructuras y a su dotación de equipamiento, y ser relativas a temas sociales, medioambientales o de mejora tecnológica de la administración.

Asimismo, este año el Ministerio de Política Territorial adelantará el 85 por ciento del importe de la inversión y devolverá el 15 por ciento restante a los ayuntamientos al finalizarse el proyecto; en 2009, los porcentajes fueron de 70 y 30 por ciento, respectivamente, lo que causó más tensiones de tesorería a las corporaciones locales, sobre todo a las más pequeñas.

CRITERIOS DE PONDERACIÓN

Ante las críticas sobre que algunos empresarios hincharon las cifras de empleo que podían crear en 2009 para obtener más puntos en la adjudicación de los contratos, este año el Ejecutivo local calculará el número aproximado de trabajadores que, según su experiencia, son necesarios para ejecutar los diferentes proyectos del FEES y no adjudicará las obras a ninguna empresa que hinche sus ofertas.

Según explicó a Europa Press el delegado de Hacienda, Juan Bravo, después de que el año pasado algunas empresas cifraran en números muy superiores a los reales los trabajadores que serían necesarios para realizar las obras, dado que en la adjudicación de contratos este parámetro era el más importante, el Consistorio ha decidido fijar un umbral de temeridad y fórmulas asintóticas para el próximo ejercicio.

Así, el Gobierno municipal calculará cuántos trabajadores son necesarios para realizar cada uno de los 161 proyectos incluidos en el FEES. Después, rechazará las empresas cuyas ofertas sean más de un 50 por ciento superior a esa estimación.

"Este criterio supondrá que la diferencia entre el empleo previsto y el finalmente ofertado sea menor a la de este año", argumentó Bravo, recordando que el Fondo Estatal de Inversión Local (FEIL) calculó unos 9.000 puestos de trabajo para los 269 proyectos y finalmente se adjudicaron las obras para 28.000 empleos.

Sin embargo, muchos de estos puestos han sido de corta y muy corta duración, tanto en Madrid como en otras grandes ciudades como Barcelona o Córdoba. Ahora, el Consistorio pretende evitar este fenómeno en la medida de lo posible. "Queremos que, en vez de crear muchos empleos de dos horas diarias sean menos pero de mayor duración", puntualizó Bravo.

Por tanto, las primeras estimaciones son que se crearán unos 7.000 puestos de trabajo, dado que "los proyectos de este año son de distinta naturaleza y algunos requieren menos gente", además de que el personal de servicios sociales que se llevará parte del presupuesto no aumentará. En cualquier caso, si se repite la tendencia de 2009, cuando las previsiones se triplicaron a la hora de adjudicar los proyectos, en el próximo ejercicio podrían crearse unos 15.000 puestos laborales.

Contenido patrocinado

Otras noticias