Buscar

Pastor (PSE) advierte a Urkullu de que no se quedará callado ante "los insultos zafios, groseros y soeces" del PNV

7/02/2010 - 14:02
Cotizaciones relacionadas
BANCO PASTOR 3,50 0,00%

Cree que PNV hace una oposición "insoportable e indeseable" y le acusa de montar "una escandalera" antes de la reunión con López

BILBAO, 7 (EUROPA PRESS)

El portavoz parlamentario del PSE-EE y de la Ejecutiva de los socialistas vascos, José Antonio PASTOR (PAS.MC) advirtió hoy al presidente del EBB del PNV, Iñigo Urkullu, de que no se quedará callado ante "el espectáculo bochornoso" del PNV, que recurre a "insultos zafios, groseros y soeces" contra los socialistas y su Gobierno. Además, acusó a la formación jeltzale de hacer una oposición "insoportable e indeseable" y le criticó por montar "una escandalera política" antes de la reunión que Urkullu mantuvo con el lehendakari, Patxi López, el pasado 29 de enero.

En una entrevista concedida a la cadena SER, recogida por Europa Press, Pastor se refirió a las declaraciones que realizó tras la operación de la Ertzaintza en Ondarroa sobre la gestión de los Gobiernos del PNV de la política antiterrorista y que crearon malestar en la formación jeltzale.

Tras señalar que no se equivocó al hacer esas manifestaciones y precisar que no rectifica "nada", apuntó que él lo que afirmó es que no quería "echar tierras sobre las gestiones de la anterior Consejería, pero que era evidente que, en los últimos años, por unos motivos o por otros, no se habían producido detenciones y que, quizá, se podría haber puesto más empeño en ello".

"Y no por criticar, precisamente, a los agentes de la Ertzaintza, de los que no tengo ninguna duda de su compromiso. Simplemente, ponía encima de la mesa la descripción de una realidad. En los últimos seis años no se había detenido a ningún comando por parte de la Ertzaintza y ahora se ha detenido a un comando, que no era precisamente cualquier cosa, sin más", añadió.

El portavoz del PSE-EE afirmó que esas palabras "no habrían tenido, probablemente, ningún tipo de repercusión en otro momento distinto, pero es verdad que el PNV las usó para montar una escandalera política tremenda de cara a la reunión con el lehendakari".

"Pero, yo creo que ésa fue la excusa. Lo que realmente le molestaba al PNV y por lo que realmente estaban ofendidos conmigo es por aquella frase de que el PNV era un cierto gallinero en el que no se sabía quién es el que lideraba el partido", añadió.

Según apuntó, el lehendakari ni rectificó ni reorientó sus manifestaciones, sino que dijo que "no quiere que la política antiterrorista sea objeto de discusión política y que él ha defendido simpre el papel de la Ertzaintza, punto, sin más".

"Pero es que el lehendakari es el lehendakari de todos los vascos y el Gobierno tiene que tener un discurso institucional y dirigido a todos, pero, desde luego, yo soy el portavoz del PSE-EE. Y el PSE-EE puede y debe tener un discurso distinto del Gobierno, porque el Gobierno gobierna para todos los vascos", señaló.

En este sentido, explicó que el PSE-EE es un partido que tiene su "propia estrategia", su "propia línea política" y su "propio discurso". "Y tiene dos vertientes: una de apoyo al Gobierno porque es nuestro Gobierno, y otra, lógicamente, de transmisión de nuestras ideas a la ciudadanía. Y yo, siento mucho que el señor Urkullu se moleste por las cosas que dice el PSE-EE, pero, desde luego, las va a seguir diciendo", añadió.

José Antonio Pastor negó que su discurso sea de "precampaña" y señaló que responde "al hartazgo de una forma de hacer oposición del PNV bastante insoportable". "Uno entiende que estén molestos, dolidos y resentidos por haber perdido el Gobierno, que hagan una política de oposición dura, porque es su obligación, hacerla incluso contundente", dijo.

OBSTRUCCIÓN

No obstante, consideró que la formación jeltzale ha llegado a "confundir la oposición con la obstrucción", lo que es "un error". "Y confundir la crítica política con la descalificación personal, con el insulto y la calumnia, creo que es otro error y, además, es bastante malo en política y dice muy poco de quien lo practica", manifestó.

Asimismo, apuntó que "esas actitudes se vienen manteniendo durante los últimos ocho meses, unas veces, directamente y, otras veces, a través de métodos indirectos", él no puede "estar callado cuando uno está asistiendo a un espectáculo bochornoso, de insultos zafios, groseros y soeces, incluso, que llegan a la descalificación personal".

"Que alguien lo entiende como precampaña, que cada uno lo entienda como le parezca. Quedan todavía 14 meses para las elecciones municipales y forales, y es verdad que, en este país, por desgracia, estamos prácticamente siempre en estado de precampaña permanente para algo. Pero no ha sido intención del PSE-EE poner en marcha estos discursos con ánimo de crear una campaña artificial, sino que contestar determinadas actitudes que, por cierto, se siguen manteniendo y que me parecen bastante indeseables", concluyó.

Contenido patrocinado

Otras noticias