España

España debe recortar "claramente" el sector público

España tiene que recortar "claramente" partes del sector público para reducir su déficit, del cual solo una reducida porción es estructural, declaró a la AFP el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, en gira europea para convencer a los inversores de que el país no vive una situación tan delicada como Grecia.

"Hay partes del sector público que claramente hay de recortar, la masa salarial, los gastos operativos, la reestructuración de las entidades del sector público, el gasto de infraestructuras", dijo Campa, agregando que el Gobierno tenía previsto además reformar algunas entidades públicas.

En la entrevista, el secretario de Estado aclaró que sólo una parte reducida del déficit público de España es de origen estructural. "Estamos en el medio de un proceso de una crisis económica importante, de las más importantes, y esto nos lleva a un déficit que en parte es estructural, y que en su gran mayoría tiene también un componente cíclico", y que desaparecerá tras la crisis, dijo Campa en una entrevista realizada en Madrid.

José Manuel Campa se trasladó el lunes a Londres y el martes se encontraba en París para asegurar sobre la solvencia de España a los inversores que temen que el país caiga en un escenario a la griega.

Grecia ha sido puesta casi bajo tutela por la Unión Europea (UE) a raíz de la explosión de sus déficits.

Frente a esos temores, que provocaron un derrumbe de la Bolsa de Madrid el jueves pasado, las autoridades españolas multiplicaron sus mensajes dirigidos a los mercados y a Bruselas, arriesgando su buena relación con los sindicatos.

"España está tomando medidas para atacar la parte estructural del déficit, y la parte cíclica se recuperará con el ciclo económico", dijo Campa.

Entre esas medidas anunciadas por el Gobierno se encuentran un aumento de impuestos, un plan de austeridad de 50.000 millones de euros para llevar los déficit públicos de un 11,4% del PIB (Producto Interior Bruto) en 2009 al 3% en 2013, la extensión de la edad de la jubilación y la reforma del mercado de trabajo.

Durante su gira anual ante los inversores institucionales europeos, Campa consideró importante la etapa parisina porque "Francia es nuestro mayor cliente, con diferencia, de deuda española".

Las inquietudes de los mercados tienen una consecuencia inmediata: el encarecimiento del costo de emisiones de títulos de la deuda española.

"Teníamos un diferencial de unos 40-50 puntos básicos (con el Bund alemán) hace 5 meses, y ahora estamos entre los 90 y los 100", declaró Campa, en referencia a las obligaciones emitidas por Alemania.

"Es una preocupación puntal, porque está señalando una percepción subjetiva de los mercados que no es buena. Es una preocupación relativamente pequeña porque cuando acudimos a los mercados a refinanciarnos ahora las tasas de interés son mas bajas (que antes) y el coste efectivo de nuestra deuda está todavía cayendo sustancialmente", precisó.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin