Buscar

Entra en vigor el decreto que aprueba los Estatutos de la Universidad de Oviedo

11/02/2010 - 12:49

El Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA) publica hoy el decreto por el que se aprueban los Estatutos de la Universidad de Oviedo, que a su vez se enmarcan en el proceso de adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior. El decreto entra en vigor hoy mismo, según la disposición de la Consejería de Educación y Ciencia consultada por Europa Press.

OVIEDO, 11 (EUROPA PRESS)

Fue el pasado 3 de febrero cuando el Consejo de Gobierno del Principado aprobó el decreto. Desde la entrada en vigor de los nuevos estatutos será el Consejo de Gobierno de la Universidad de Oviedo el órgano encargado de adoptar las decisiones sobre la implantación de nuevas titulaciones o la creación, modificación y supresión de centros.

No obstante, este trámite requerirá posteriormente el informe favorable del Consejo Social de la Universidad de Oviedo y la aprobación por parte del Consejo de Gobierno del Principado de Asturias.

Por primera vez los estatutos hacen referencia a la intervención de la Universidad en relación a los campus como estructuras organizativas, aunque estarán condicionadas por la programación universitaria que determine el Gobierno del Principado de Asturias.

Asimismo, se modifican los porcentajes de representación del personal docente e investigador en el Claustro Universitario. El máximo órgano de representación de la comunidad educativa estará formado por el Rector, el secretario general, el gerente y trescientos miembros elegidos de entre los diferentes sectores de la comunidad universitaria con la siguiente distribución: profesores doctores con vinculación permanente a la Universidad (55%); profesores pertenecientes al resto del personal docente e investigador (10%); estudiantes (25%); y personal de administración y servicios (10%). Estos mismos porcentajes de participación se mantendrán para el voto ponderado de las elecciones a Rector, que se celebran cada cuatro años. Los nuevos estatutos limitan también el número de vicerrectores y el de subdirectores de departamentos o institutos universitarios.