España

El PPdeG destaca el papel de Feijóo para que el Papa visite Galicia en el Año Santo y el PSdeG lo tacha de "oportunista"

Aymerich (BNG) pide trabajar antes de noviembre porque, si no lo hace, "el mal estará hecho y no habrá Papa ni Apóstol que lo remedie"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 3 (EUROPA PRESS)

El PPdeG mostró hoy su "satisfacción" por que el Santo Padre visite la capital gallega el próximo mes de noviembre, coincidiendo con el Año Santo, y destaca el papel del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, para "esta victoria de todos". Sin embargo, los socialistas califican la actuación del mandatario gallego de "oportunista"; mientras que los nacionalistas instan a trabajar antes del otoño porque, si no lo hace, "el mal estará hecho y no habrá Papa ni Santiago Apóstol que lo remedie".

En un comunicado, el PPdeG consideró que la visita del Papa ayudará a "engrandecer" el Año Santo y a "reforzar más si cabe" el papel de Santiago como "epicentro espiritual del planeta en este 2010". Así, los 'populares' destacan el "fuerte atractivo" que supone el hecho de que el Santo Padre como "reclamo para turistas y peregrinos" y se mostraron confiados de que la asistencia de Benedicto XVI ayudará a "acercar decenas de miles de personas más" a Galicia.

El PPdeG aseguró que "no ligará" la visita del Papa con una visión "mercantilista" de la religión, pero sí destacó que su llegada "generará riqueza en una autonomía que tiene en el Xacobeo una vía para paliar los efectos de la crisis".

Además, elogió la labor de Feijóo, quien "junto con el arzobispo de Santiago y otros actores de este proceso se afanó en lograr que el Papa visitase Santiago en un Año Santo que ya supera en simbolismo a los demás", consideró. "Esta victoria trabajada, fruto de muchas conversaciones es una victoria de Galicia, en general, y de Santiago, en particular", aseveraron los 'populares'.

En este contexto, en declaraciones a los medios, el portavoz del Grupo Parlamentario del PPdeG, Manuel Ruiz Rivas, pidió dejar al margen las críticas y defendió la presencia de Feijóo en el Vaticano el lunes. "Hace poco nos tirábamos de los pelos porque no venía el Papa ni en 2010, ni en 2011", manifestó, y sentenció: "Ahora que tenemos la buena noticia, disfrutémosla y dejemos de criticar lo que no lleva a ninguna parte".

"OPORTUNISMO"

Sin embargo, el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Xaquín Fernández Leiceaga, incidió en que el arzobispo de Santiago, monseñor Julián Barrio, declaró que "desde el jueves ya tenía conseguido este éxito", con lo que lamentó el "oportunismo" de Feijóo que, una vez "confirmada" la visita, se "sumó al séquito".

Más allá de la "subordinación" de una institución laica, reprobó la "elección" de los acompañantes y que hubiese hecho "de figurante en una escena de antemano decidida". En este sentido, registró una interpelación parlamentaria para preguntar cuáles fueron los criterios utilizados para determinar quién acompañaría al arzobispo y por qué no formó parte de ese séquito el conselleiro de Turismo e Cultura, Roberto Varela.

Asimismo, dado que acudió como integrante del séquito y no en calidad de su cargo, Leiceaga reclama que se explique también si la Xunta considera la visita de Feijóo de carácter "público o privado" y si es "acorde con la necesaria prevalencia del poder civil". En esta línea, los socialistas preguntan cuándo conocía el Gobierno gallego que Su Santidad acudiría a Galicia.

Además, y ante las declaraciones de Varela en las que afirmó dar "saltos de alegría" por la noticia, Leiceaga ironizó, en declaraciones a los medios, con que "posiblemente, ver al conselleiro dando saltos (de alegría) sería una de las mejores atracciones del Xacobeo". Con todo, destacó que se trata de una "magnífica noticia" que Benedicto XVI visite la Comunidad gallega, sobre todo, por las "carencias de programación que ha manifestado la Xunta hasta el momento" y subrayó que "realza el significado religioso y turístico".

DAR SALTOS SI HAY BUENOS DATOS

También en declaraciones a los medios, el portavoz del Grupo Parlamentario del BNG, Carlos Aymerich, resaltó que se trata de una "buena noticia" para los católicos y añadió que a los nacionalistas les "parece muy bien" esta visita. No obstante, avisó de que el conselleiro debería "dar saltos de alegría" si la ocupación hotelera y las reservas fuesen "más elevadas" o si la programación "fuese la que debiera ser".

"Más que poner Galicia a los pies del Papa o dar saltos de alegría, lo que tienen que hacer es trabajar a destajo para que el Xacobeo suponga el impulso que la economía" gallega necesita, manifestó el dirigente nacionalista. Así, cuestionó si "esperan un milagro del Papa o que Santiago Apóstol interceda" para la recuperación de la economía o de los datos del paro.

"Pero poco milagro puede haber si viene en el mes de octubre", avisó, al constatar que los meses fuertes de un Año Santo suelen concentrarse entre Semana Santa y el verano. "Si la Xunta no trabaja, el mal estará hecho y no habrá Papa ni Santiago Apóstol que lo remedie", sentenció.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin