España

Air Comet presenta suspensión de pagos tras quebrar en diciembre

La aerolínea española Air Comet, que volaba desde España a varias capitales latinoamericanas y quebró en diciembre, presentó por fin este martes la suspensión de pagos en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), indicaron los medios españoles.

La aerolínea presentó ante el juez el concurso de acreedores (antigua suspensión de pagos) por la imposibilidad de hacer frente a su deuda y ello permitirá que la justicia determine eventuales restituciones a los acreedores y afectados por el cierre de la empresa.

Air Comet, que volaba desde Madrid a La Habana, Bogotá, Quito, Guayaquil, Lima y Buenos Aires, anunció su quiebra el 22 de diciembre, después que un juez británico le prohibió volar tras una denuncia presentada por el banco alemán Nord Bank.

La aerolínea tenía un impago por un crédito de 25 millones de dólares para alquilar los aviones y cesó su actividad dejando en tierra miles de pasajeros, cuyo número no precisó.

Según los medios españoles, Air Comet deja una deuda de entre 100 y 160 millones de euros. La empresa, interrogada por la AFP, no pudo indicar la cantidad total de su deuda.

Air Comet tiene 640 empleados, muchos de los cuales no cobraban sueldos desde hacía varios meses.

La fiscalía investiga por fraude a la aerolínea tras la denuncia interpuesta por una organización de consumidores.

Air Comet es propiedad de Gerardo Díaz Ferrán, empresario que también preside la Confederación de Española de Organizaciones Empresariales (CEOE). Tras la quiebra de la aerolínea, varias voces pidieron su dimisión.

La empresa pertenece al grupo turístico español Marsans, al que también pertenecía Aerolíneas Argentinas, que tenía una deuda de casi 890 millones de dólares y fue expropiada hace un año por decisión del parlamento argentino tras el fracaso de las negociaciones para su venta al Estado argentino.

Marsans ha presentado una demanda ante el tribunal de arbitraje del Banco Mundial, el CIADI, contra el Estado argentino por la expropiación de Aeolíneas Argentinas, por la que reclama un pago de entre 1.000 y 1.500 millones de dólares, indicó una fuente de la empresa a la AFP este martes. Una primera vista tuvo lugar el lunes en París, añadió la fuente.

Según el diario El País, Díaz Ferrán "está buscando un comprador para el grupo de viajes Marsans", mientras la semana pasada el ministerio de Economía anunció la disolución de otra de sus empresas, la compañía de seguros Mercurio.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin