Buscar

El Racc prevé que se multiplique por 100 el parque de motos eléctricas en Barcelona hasta 2014

26/04/2010 - 13:56

El parque de motocicletas eléctricas de Barcelona puede multiplicarse por 100 hasta 2014, según las previsiones del Racc, que hoy presentó un estudio sobre la implantación de este vehículo en la capital catalana. Así, el número de motos eléctricas pasaría de las 250 actuales a 21.000 en 2014.

BARCELONA, 26 (EUROPA PRESS)

En rueda de prensa, el responsable de seguridad vial de la Fundación Racc, Lluís Puerto, la moto eléctrica "está en situación de penetrar" en el mercado barcelonés ya que "el ámbito urbano es el más adecuado" por la limitada autonomía de estos vehículos --en torno a los 60 kilómetros-- y el "escollo de la recarga" de las baterías.

Su estimación parte de un estudio sobre las conductas de los motoristas barceloneses, ya que los hábitos de la mayoría podrían encajar con las prestaciones que ofrecen este tipo de vehículos, cuyo coste oscila aproximadamente entre los 1.200 y 7.000 euros, según los modelos mostrados por el Racc.

Puerto destacó que Barcelona es una ciudad con un parque de motocicletas y ciclomotores que asciende a las 266.000 unidades, con una tasa de renovación de cinco años, y según la encuesta --realizada a 535 motoristas de Barcelona--, un 66% tiene una moto con una cilindrada de hasta 125 centímetros cúbicos y la utiliza diariamente (80%).

Según esta encuesta, el 78% de los usuarios realizan menos de 40 kilómetros diarios, lo que aumenta a un 86% si la moto tiene menos de 125 cc, y un 89% de los desplazamientos se circunscriben a la ciudad y las rondas, un comportamiento compatible con la autonomía de estos vehículos.

Un 37,2% de los entrevistados estarían bastante o muy interesados en comprar este tipo de vehículos en el futuro y un 37,4% estaría dispuesto a pagar hasta un 10% más, teniendo en cuenta que representa un ahorro de consumo del 50%, según el Racc.

PUNTOS DE RECARGA

Uno de los principales inconvenientes de estos vehículos, según el Racc, es la recarga, que en el caso de la motocicleta es de tres horas --aunque se pueden ir haciendo recargas parciales--. Actualmente, los puntos de recarga públicos y privados en la ciudad "son insuficientes" y deberían crecer más que el mercado en sí mismo. Aun así, dentro del Plan Movele, se prevé que en Barcelona a finales de año haya 191 puntos de recarga públicos.

No obstante, Puerto hizo hincapié en que la moto eléctrica es "competitiva en coste y prestaciones" para competir con la moto tradicional. Comparando la moto eléctrica Vectrix --equivalente a una moto de entre 250 y 400 cc-- y una moto de 400, en cuatro años y con los mismos kilómetros recorridos, la primera cuesta en total --compra y mantenimiento-- 7.658 euros y la tradicional, 11.860.

Puerto recalcó que el estudio muestra que hay "mucho desconocimiento" de este tipo de vehículos, más del 50% de los encuestados no las conocen, lo que supone "una bolsa muy importante de potenciales compradores". Además, la percepción del usuario revela "importantes bolsas de desconocimiento" en las ventajas de este vehículos más allá de la cuestión medioambiental, como por ejemplo, que responden bien en la aceleración y velocidad.

RECOMENDACIONES DEL RACC

El Racc recomienda que la autoridad municipal apoye la implantación de la moto eléctrica con la exención total de los impuestos de matriculación y circulación, volviendo a calcular el impuesto de matriculación en función de que estos vehículos no tienen emisiones contaminantes y ofreciendo plazas gratuitas en aparcamientos municipales con puntos de recarga.

Asimismo, para facilitar la recarga de las baterías, el Racc aconseja elaborar un censo de aparcamientos adaptados y subvencionar la instalación de enchufes en garajes privados, así como el despliegue "prioritario" de puntos públicos de recarga en zonas de aparcamiento masivo de motos como el centro de la ciudad, las universidades y en zonas de compras.