Buscar

Los 'camisas rojas' se niegan a evacuar pero proponen un alto el fuego

AFP
17/05/2010 - 18:57

Los manifestantes antigubernamentales tailandeses ignoraron este lunes la orden de evacuar el centro de Bangkok, antes de proponer un acuerdo para detener las violencias, que dejaron más de 30 muertos en cuatro días, entre ellos el general 'rojo' Seh Daeng.

Por primera vez desde el inicio de los enfrentamientos en las calles de la capital el jueves por la noche, el contacto se restableció públicamente entre ambos campos.

Uno de los principales jefes de los 'camisas rojas', Nattawut Saikar, llamó por teléfono a un consejero próximo al primer ministro tailandés, Abhisit Vejjajiva. "Me dijo que si los soldados dejaban de disparar, pedirían a los manifestantes (que se enfrentan a las fuerzas de seguridad) que regresen al sitio de Ratchaprasong", ocupado por los 'rojos' desde principios de abril, indicó Korbsak Sabhavasu.

A cambio, "los soldados no dispararían balas", aseguró.

El consejero no descartó que una tregua pueda desembocar en una reanudación de las negociaciones para encontrar una solución a esta grave crisis que dejó 66 muertos desde mediados de marzo y perturba cada vez más la vida diaria en la capital tailandesa.

El diálogo se interrumpió el jueves pasado, cuando el primer ministro anuló su propuesta, hecha diez días antes, de organizar elecciones anticipadas a mediados de noviembre, exasperado por las exigencias cada vez más densas de los 'camisas rojas'.

El ejército también se había puesto firme al bloquear la 'zona roja', a fin de asfixiar a los manifestantes, cortándoles el agua, la luz y el suministro de alimentos.

Pero ellos siguieron protestando, protegidos por alambres de púa, neumáticos rociados con keroseno y barricadas de bambúes.

En los barrios aledaños, se vieron escenas de guerrilla urbana el jueves por la noche, provocando la muerte de 37 personas, todos civiles con la excepción de un soldado.

Este lunes, los autoridades aumentaron la presión al instar a los manifestantes a abandonar el lugar ocupado antes de las 15H00 locales (08H00 GMT) y advertir que los que violaban la ley podrían ser condenados a dos años de cárcel.

Por la noche, no habían aplicado su amenaza de proceder "lo antes posible" a la dispersión por la fuerza de los casi 5.000 hombres y mujeres que decidieron quedarse en ese barrio turístico y comercial de la capital tailandesa.

Este lunes, los 'rojos' rindieron homenaje al 'general rebelde' Seh Daeng, fallecido en la mañana, cuatro días después de haber recibido una bala en la cabeza cuando era entrevistado por un periodista.

Unas 1.000 personas asistieron a los funerales de Seh Daeng en un templo budista de Bangkok.

Seh Daeng "era un general pero combatió por la democracia, a nuestro lado", saludó Jatuporn Prompan, uno de los jefes de los manifestantes.

Seh Daeng, de 58 años, cuyo verdadero nombre era Khattiya Sawasdipol, había supervisado las operaciones de seguridad en el seno de la 'zona roja'.

Las autoridades, que desmintieron toda participación en su muerte, lo consideraban como un traidor y lo acusaban de ser responsable de las decenas de ataques con granadas en Bangkok, desde hace semanas.

Icono de muchos 'camisas rojas', el ex primer ministro Thaksin Shinawatra intervino alarmándose de las "horas trágicas" vividas por su país y exhortó a "todas las partes a retroceder de los bordes del abismo e iniciar un diálogo sincero y real".

El día anterior, uno alto miembro de la oposición también había hecho un llamado solemne al rey Bhumibol Adulyadej, de 82 años, al que presentó como la "única esperanza" para la calmar la situación. Hospitalizado desde septiembre, el monarca no se ha manifestado nunca sobre la crisis.

La jornada del martes debería de ser muy perturbada todavía en la capital, y fue declarada nuevamente feriada por el Gobierno. Escuelas y administraciones permanecerán cerradas y el metro tampoco circulará, por cuarto día consecutivo.

Contenido patrocinado

Otras noticias